e-planning ad    

(11/Ag/16) Bridgestone Americas destaca seis agentes de cambio que tendrán un impacto en el futuro de la industria de los neumáticos y del caucho. Según Steve Charles, Vicepresidente de Desarrollo de Producto de Bridgestone Americas Tire Operations en Akron, Ohio, los avances en tecnología; los cambios regulatorios; la necesidad de sustentabilidad ambiental; la carrera por crear vehículos autónomos; los cambios en la demografía global, y los cambios en el comportamiento de la sociedad son impulsores que Bridgestone tiene en cuenta para la investigación y el desarrollo de neumáticos.
Algunas investigaciones de la Organización de las Naciones Unidas y de la Reserva Federal de los Estados Unidos prevén que la clase media a nivel mundial crecerá del 5 % al 25 % entre el 2005 y el 2030. Por lo tanto, habrá más personas que podrán costear su propio vehículo. Los estudios también indican que, por lo general, los conductores de más edad priorizan el confort por sobre la velocidad, buscan cierto grado de control autónomo y compran vehículos pensados para viajes más cortos.
Charles remarcó que una de las iniciativas líderes de Bridgestone en materia ambiental es reducir el peso de sus productos. “Es un punto muy importante: incorporar nuevos materiales y nuevos refuerzos que podamos aprovechar para reducir el tamaño de nuestros productos y beneficiar tanto a la sociedad como al medio ambiente”.
Con el foco puesto en la reducción del peso y la necesidad de mejorar el reciclaje de neumáticos, Bridgestone busca tener un producto completamente reciclable y sustentable en el futuro. El objetivo es que, para el 2050, toda la línea de productos sea completamente sustentable.
Siguiendo esta línea, Bridgestone Argentina se encuentra trabajando en el lanzamiento del neumático eco-friendly ECOPIA EP150, el cual será fabricado en el país. “Gracias a la poca resistencia al rodado que presenta, el ECOPIA EP150 permite reducir el consumo de combustible y de esta manera, disminuir las emisiones de CO2, contribuyendo con el medioambiente. Además, otorga un excelente rendimiento de frenado y un manejo excepcional en condiciones peligrosas y húmedas, brindando seguridad al conductor”, comentó Martín Castro, Gerente de Legales, Asuntos Públicos y Comunicaciones de Bridgestone Argentina.
De acuerdo con Charles, el mercado va en dirección hacia la tecnología Run Flat (RFT), en especial en referencia a la tendencia a largo plazo de incorporar vehículos autónomos. Explicó que el desafío para los neumáticos RFT ha sido igualar la calidad de conducción y la economía de combustible de los neumáticos tradicionales. Con su nueva línea DriveGuard, Bridgestone busca cerrar esa brecha.
Ahora que los fabricantes de autos necesitan alcanzar estándares corporativos cada vez más altos en economía de combustible, la resistencia a la rodadura continúa siendo una de las áreas principales de investigación y desarrollo.
Bridgestone está utilizando más el modelado por computadora en el desarrollo de tecnología para neumáticos y, como consecuencia, ha logrado reducir el tiempo de salida al mercado para nuevos productos. “Ahora podemos modelar, fabricar, probar y lanzar al mercado”, explica Charles.

Martín Castro, Gerente de Legales, Asuntos Públicos y Comunicaciones de Bridgestone Argentina.
Martín Castro, Gerente de Legales, Asuntos Públicos y Comunicaciones de Bridgestone Argentina.

El ejecutivo nos ofrece algunos ejemplos de lo que podemos esperar en un futuro cercano:
• Convergencia de las distintas clases de neumáticos: es posible seguir avanzando continuamente hacia la comoditización.
• Más allá de las características de desempeño, se podría llegar a ver una merma en el valor de los atributos de desempeño de los neumáticos.
• Mayor reducción en la resistencia a la rodadura, que contribuye a la economía de combustible y a cumplir con otras regulaciones relacionadas con el CO2.
• Uso de tecnología de sensores para neumáticos inteligentes, en especial para la recopilación de datos en vehículos autónomos y para el mantenimiento de flotas.
• Mayor sustentabilidad gracias a diversas medidas, por ejemplo, el uso de caucho fabricado a partir de biomasa.
• Mejores materiales, mayor sustentabilidad y sistemas de entrecruzamiento reversible que permitan el reciclaje completo de los neumáticos.
• Cambios en el diseño para fabricar neumáticos altos y más finos que se adapten específicamente a los vehículos eléctricos.
• Mayor uso del modelado en la predicción del desempeño y el diseño del neumático para alcanzar mayor velocidad y reducir los costos de desarrollo.
• Fuerte énfasis en extender la movilidad, por ejemplo, con tecnología de llantas sin aire, RFT y autosellantes.
Para más información sobre el compromiso de la compañía con la innovación, visite BridgestoneAmericas.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.