e-planning ad    

(21/Ag/16) El proyecto «es muy burdo, y en tu afán de ser justo terminás siendo injusto», calificó el dirigente. Y aclaró que «la progresividad no es una demanda del productor agropecuario». Se refirió a la supuesta «inequidad» generada por el proyecto eseverrista. Fernando Luis, referente de la Sociedad Rural, expuso severas críticas a la potencial legislación.
«Inoportuno y además inconsulto, a destiempo y mal hecho», disparó Fernando Luis, uno de los referentes de la Sociedad Rural de Olavarría (SRO) en la Mesa Agropecuaria, para expresar el sentir de las instituciones del sector a la luz del proyecto de ordenanza «superador» propuesto este viernes por el bloque de Olavarría Para la Victoria (OPV).
En un pormenorizado análisis, el dirigente aludió a varias campañas de fumigación realizadas con el eseverrismo en las mismas condiciones que en la actualidad sin la introducción de la progresividad para el cobro de la sobretasa, así como a la «inequidad» generada por la potencial legislación. El proyecto de ordenanza provocó el rechazo del campo, generó una reunión de la Mesa Agropecuaria el mismo viernes y Luis adelantó que «el lunes nos vamos a reunir posiblemente en el Concejo Deliberante con los concejales para que alguien, por lo menos, escuche la opinión del sector».
El ex titular de la SRO expuso que «nos sorprendió un poco porque habíamos estado reunidos con los concejales que hicieron este proyecto hará un mes y medio y no nos comentaron nada. En el Diario dice que se consultó a los productores y es mentira; posiblemente hayan consultado a algún productor en el almacén o en una matera, pero a las instituciones del sector no». Por esa razón, reflexionó que «cuando legislan sobre el sector, me parece un error que no consultan al sector».
Por otra parte, subrayó que «esta sobretasa tiene una cierta urgencia: hay que realizar un control de tucuras y tenemos relativamente poco tiempo; todas estas cosas no hacen más que demorar el tratamiento y la aprobación».

«No es el momento»
En este punto, recordó situaciones similares durante los gobiernos eseverristas, cuando «hubo otros trabajos sobre tucura con la misma gente que hoy son concejales y lo hicimos sin la segmentación: trabajamos muchas veces sin problemas sin hacer esta modificación. No es el momento de proponerlo con la urgencia que tiene el tema, esta progresividad durante los años pasados nunca se les ocurrió y se les viene a ocurrir justo ahora», lamentó Luis. «Por temas de la política no reparan en la urgencia y que están agregando un proyecto que no es bueno», opinó.
Asimismo, relativizó el supuesto beneficio para pequeños y medianos productores al definir que «pensar que la capacidad de pago de una persona depende de si tiene más o menos hectáreas es un error: es una simplificación muy grosera. Las calidades de suelo son muy diferentes según la zona del Partido; no se pueden comparar 100 hectáreas en la zona de Sierras Bayas con 700 u 800 en Mapis. No vamos a comparar si tenemos 150 hectáreas sobre ruta 226 o 51 o si tenemos que hacer 100 kilómetros para llegar al campo cada día y gastarnos 400 pesos de gasoil».
En ese sentido, «tampoco podemos comparar las circunstancias personales de cada uno porque muchos son propietarios pero realmente viven de otra cosa. Sin ir más lejos, la gente que propone esto, seguramente son pequeños propietarios pero viven de la política y tienen recursos suficientes para pagar la tasa de tucuras», sostuvo. «No digo que eso esté mal pero distinto es la gente que tiene más superficie pero vive de lo que produce: esto es una simplificación que crea más inequidades de las que pretende solucionar», opuso.

«No es una demanda»
Al respecto, Fernando Luis recordó que «ya de por sí, y esto vale aclararlo, la tasa vial se paga por hectárea, no por predio. O sea que hay siempre una progresividad por hectárea, obviamente paga más el que tiene 1.000 que el que tiene 10. Entonces no tiene sentido darle una vuelta más de tuerca a todo esto porque crea más injusticia por situaciones personales de los productores; porque hay productores que tienen otra actividad y otros que no; hay otros que tienen menos hectáreas pero mucho mejores; hay otros que están muy lejos y tienen problemas de acceso y otros que no. En fin, no todo es tan sencillo como para decir vamos a apoyarla».
Sobre los beneficios económicos que reportaría, el dirigente hizo hincapié en que «al ver la alícuota, los saltos son muy violentos: un productor con 502 hectáreas paga 28.200 pesos y uno que tiene 200 paga 1.800 pesos. Pero no vamos a comparar 502 hectáreas en Iturregui, que a lo mejor las explota un señor que tiene 7 hijos, con 100 hectáreas en Sierras Bayas sobre ruta que a lo mejor son de un próspero comerciante que las compró para invertir o de un concejal que cobra una dieta», ironizó.
Como conclusión, el referente de la Mesa Agropecuaria consideró que «no todo se simplifica por cantidad de hectáreas, es muy burdo y en tu afán de ser más justo terminás siendo injusto». Además, «no están interpretando una demanda de nadie porque nadie está demandando esto: la progresividad no es una demanda del productor agropecuario ni conozco a ninguno que la pida».
El proyecto de OPV es «inoportuno y además inconsulto, a destiempo y mal hecho. Más claro imposible, al mismo gobierno de Margarita Arregui y compañía nunca se les ocurrió una progresividad, y trabajamos en tucura y en lo que sea sin problemas. Ahora que lo necesitamos pero el oficialismo es el que propone la misma vía de pago, se les ocurre meterse con la progresividad. Y publicarlo demagógicamente como que benefician a mil y pico de pequeños productores porque en definitiva eso es lo que está encubierto en el anuncio, de esa forma se presenta». (Nota publicada en Diario EL POPULAR, el 21 de agosto de 2016)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.