e-planning ad    

(11/Nov/16) El Gobierno apuesta a que el paso final para que los limones argentinos ingresen en el mercado de Estados Unidos ocurra antes de que asuma la presidencia Donald Trump, que se producirá en enero de 2017. Para la entrada del producto falta una publicación del Departamento de Agricultura de ese país (USDA, por sus siglas en inglés).

El miércoles y jueves próximos, confirmó a LA NACION una fuente del Senasa, habrá una última visita de funcionarios norteamericanos al país. En 2001, la Argentina quedó impedida de colocar sus limones luego de un fuerte lobby de productores de California, avalados por un fallo judicial, en contra del producto por su supuesta falta de inocuidad. El acercamiento de Mauricio Macri a Barack Obama ayudó a avanzar en la etapa final del proceso.

«Nuestro objetivo es que la administración Obama concluya la autorización de los limones», expresó ayer José Molina, agregado agrícola argentino en los Estados Unidos, en un seminario organizado por el Ministerio de Agroindustria.

Además de exportar limones, Estados Unidos también los importa. Compra unas 86.000 toneladas por US$ 83 millones. Vale recordar que la Argentina es el principal productor mundial de limones frescos, con casi 1,5 millones de toneladas por año. Según previsiones privadas y públicas, la Argentina podría colocar en ese país unas 20.000 toneladas por unos US$ 20 millones.

Molina señaló que ambos países tienen la preocupación porque haya mercados abiertos. Y agregó que con el acercamiento entre Macri y Obama «hubo un cambio en la dinámica» en las relaciones entre los países.

Estados Unidos es el tercer importador de agroalimentos. Adquiere productos por más de US$ 150.000 millones. La Argentina provee el 1%. De los productos que se venden, hoy el biodiésel ocupa el primer lugar en el ranking, con 680.000 toneladas hasta agosto pasado por US$ 530 millones.

En cuanto a la carne vacuna, el mercado para la carne fresca, cerrado durante 14 años por la aftosa en el país, se abrió el año pasado. Pero todavía no hubo embarques. Entre el 28 del actual y el 14 del mes próximo estará en el país una última misión de ese país.

Esta semana, Molina indicó que Estados Unidos importa un millón de toneladas de carne de diversos mercados y comentó, en relación a la victoria del republicano: «No creo que a Trump le preocupen 20.000 toneladas de carne».

La Argentina podría exportar por US$ 100 millones, según cálculos oficiales, con un cupo de 20.000 toneladas que pagarían un arancel de apenas US$ 44 por tonelada. Fuera de la cuota habría que abonar un arancel del 26,4%. Según Molina, con la carne vacuna «no se llega con los tiempos» para que el ingreso se concrete en lo que queda de la administración Obama. No obstante, confía en que se haga con Trump. Fuente: CRA/La Nación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.