e-planning ad    

(25/Nov/16) Se trata de algunas medidas que la Mesa de las Carnes acordó con el Gobierno para una mayor competitividad y control. Habrá renovación del sistema de identificación y trazabilidad animal, pago a cuenta de impuestos para poder liberar una faena, cajas negras en los frigoríficos y cámaras de video.

En esos puntos avanzaron la Mesa de las Carnes, que agrupa a 24 entidades del sector privado, desde productores a frigoríficos, y el Ministerio de Agroindustria, vía la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario y el Senasa para lograr una mayor competitividad del sector y, en simultáneo, en bajar la informalidad. Se trata de medidas que se pondrán en marcha en enero próximo.

El sistema de identificación animal y trazabilidad se renovará de manera tal que los campos de cría puedan generar terneros para cualquier destino, incluso a la Unión Europea (UE). Según pudo saber LA NACION, al momento de comprar una caravana botón los productores no necesitarán registrar esta información ante el Senasa, pero sí completar y archivar en su campo una planilla de identificación, además de mantener su libro de registro de tratamientos sanitarios.

Luego, al pedirse un documento de tránsito electrónico (DTE) el productor que vende o traslada la hacienda desde el campo debe colocar las caravanas botón a los animales para que queden identificados con su clave de identificación (CUIG) y un número individual que no necesitará ser detallado ante el Senasa. En tanto, al ingresar los animales en establecimientos con trazabilidad para la UE, se tendrá que declarar el número individual de las caravanas recibidas. Esto lo hará el invernador.

En cuanto al pago a cuenta de impuestos, al llegar la hacienda a una planta de faena ésta quedará «bloqueada» hasta que el titular de la faena page electrónicamente (por VEP) la percepción del IVA e Ingresos Brutos.

Según trascendió, como todo el sistema será electrónico, concretado el pago en 10 a 20 minutos se permitirá la faena. Si no se paga no se autoriza y en 72 a 96 horas se encenderá una especie de alarma en el sistema que le permitirá al Gobierno iniciar un seguimiento para ver qué pasó con esa tropa y evitar una eventual faena en negro.

También se instalarán balanzas electrónicas conectadas a un sistema, de tipo cajas negras, que tomarán el peso individual de cada media res. El INTI auditará el sistema de las cajas negras. A todo esto, para una segunda etapa se instalarán cámaras de video que permitirán hacer el seguimiento de los animales en los frigoríficos.

Avance contra la informalidad en el sector

10.000 millones de pesos. En esa cifra calculó recientemente el presidente de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra), Miguel Schiariti, el nivel de informalidad en carnes.

Pago de impuestos. Entre las medidas acordadas por la Mesa de las Carnes se destaca la obligatoriedad del pago a cuenta en la AFIP del IVA e Ingresos Brutos antes de que se autorice una faena. Si el pago no se hace la faena no se habilita.

Cajas negras. Se instalarán en las plantas de faena balanzas electrónicas, denominadas cajas negras, que controlarán los pesos de las medias reses vacunas. Toda esa información quedará disponible para la AFIP y la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario (Succa) del Ministerio de Agroindustria de la Nación. Fuente: CRA/La Nación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.