e-planning ad    

(8/Dic/16) Una de las regiones más comprometidas por la falta de humedad en el suelo continúa siendo el Sudeste de Buenos Aires. Pese a que en esta zona ocurrieron precipitaciones de baja intensidad, las mismas no son suficientes para regularizar las condiciones de los suelos y cultivos.
Tal es el caso de la soja, que logró avanzar con la incorporación de lotes, en varias regiones del centro y sur del área agrícola aunque el agua disponible en el suelo no es suficiente para sostener a mediano plazo una buena condición del cultivo durante el ciclo de crecimiento de los lotes implantados en fechas tempranas.
Se esperan nuevas precipitaciones que permitan mejorar en lo sucesivo el estado hídrico de la superficie en una gran cantidad de lotes actualmente ocupados con trigo y cebada, que posteriormente serían destinados a soja de segunda.
Por otro lado, los mayores avances de siembra se relevaron en las regiones en el centro del país, principalmente en Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, donde cobró impulso la incorporación de lotes de segunda. Con respecto al trigo, comenzó la recolección del cereal en La Pampa, oeste y centro de Buenos Aires. A pesar de haberse registrado algunas lluvias puntuales sobre el Sudeste de Buenos Aires, la condición de humedad continúa siendo regular. El estado hídrico y las elevadas temperaturas, se encuentran afectando etapas críticas del crecimiento del cultivo en los lotes implantados.
Por último, la siembra de maíz y girasol continúan avanzando favorablemente en regiones donde las precipitaciones lograron abastecer de humedad adecuada a los suelos. La siembra de cuadros tardíos de maíz comenzó a tomar ritmo en el centro y norte del país, aunque continúan siendo escasas las reservas de agua en el centro y sur de la provincia de Bs. As. En cuanto al girasol, las labores de implantación se concentraron en el sur de bonaerense, donde se concentra la totalidad del área girasolera que resta por sembrarse. Sin embrago, los cuadros ya incorporados de esta oleaginosa se encuentran bajo una condición de humedad que varía de regular a sequía, que demora el normal crecimiento y desarrollo de la oleaginosa. Fuente: Bolsa de Cereales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.