e-planning ad    

(27/Dic/16) Los vecinos se apuran a levantar todo lo que pueden sobre mesas y cajones. Buscan bolsas de arena para las puertas y prevén un plan de contingencia.

Las importantes lluvias de hasta 350 milímetros registradas durante el fin de semana en el sur santafesino y el norte bonaerense provocaron inundaciones y serios daños en cultivos y en campos, el anegamiento de muchas pequeñas localidades rurales y también la intransitabilidad de rutas y caminos rurales.

En Arrecifes y Pergamino, también en el norte bonaerense, las lluvias dejaron cortada la ruta 8, el agua se ubicó varios centímetros por arriba de la cinta asfáltica a la altura de Maguire, en el kilómetro 198.

Por ello el tránsito de vehículos y equipos agrícolas en toda la región resultaba imposible, ya que también se registró el corte total en la ruta 18 en Santa Fe hasta la A012 y también hasta la provincial 90. También estaba frenado todo el tránsito de vehículos sobre la ruta 14 a la altura de Bigand, y sobre la 33 a las proximidades de la localidad de Casilda y Pujato.

Por su parte, según se comunicó, el Gobierno asiste a municipios bonaerenses afectados. El Ministerio de Defensa dispuso el despliegue de efectivos y traslado de equipamiento para ayudar a evacuar a los vecinos en riesgo por las crecidas de ríos y arroyos de San Nicolás, Arrecifes y Pergamino. A esta última localidad, informaron desde la gobernación, viajó la gobernadora María Eugenia Vidal.

Fue luego de que vecinos cortaran ayer lunes la ruta 8 para solicitar a las autoridades agua potable y baños químicos y como respuesta recibieron una salvaje represión por parte de la policía y gendarmería.

En tanto, la Sociedad Rural de Venado Tuerto informó a la agencia DyN que las intensas lluvias registradas durante el fin de semana contabilizaron en la región la caída de entre 150 y 300 milímetros: hecho que dejó “comprometida” por inundación y anegamiento de campos y caminos a un área de “entre 50 y 100 kilómetros” al cruce de las rutas 33 y la nacional 8. El efecto de las lluvias afectó seriamente a las localidades próximas a Venado, tales como Santa Teresa, cuyos habitantes debieron ser evacuados, o en San Eduardo, donde se registró solo en una hora la caída de 100 milímetros.

En Colón, el ruralista Carlos Boffini afirmó a DyN que “sobre la ruta 8 tenemos 20 centímetros de agua, hecho que no impidió el tránsito lento de vehículos, provocado por la caída de hasta 400 milímetros durante la última semana”. “Nunca hemos visto una lluvia así.

Ayer lunes llovió 284 milímetros y hay zonas de Colón que registró hasta 330 milímetros. El problema es para los campos bajos y para los campos ubicados al norte de la ruta 8, son campos extendidos y sin vertiente”, agregó Boffini. Fuente: CRA/La Nación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.