e-planning ad    

(19/Ene/17) Este es el informe acerca del Panorama Agrícola Semanal, brindado desde la Bolsa de Cereales según el relevamiento efectuado al 19 de enero de 2017, en los distintos cereales (y que incluye a Olavarría en el comentario respecto del maís):

SOJAmanal1
Nuevas lluvias registradas durante el pasado fin de semana comprometen diferentes sectores del centro y noreste de la región agrícola nacional. A la fecha se estima que unas 770.000 hectáreas implantadas con soja se encuentran afectadas por excesos hídricos y, dependiendo de la evolución climática durante las próximas semanas, las pérdidas de área superarían la mitad de dicha superficie. En paralelo, se agrava la sequía sobre el sur de Buenos Aires, impidiendo concretar la siembra remanente y sumando superficie abandonada junto con los cuadros que tampoco serán implantados en las regiones afectas por excesos hídricos. Debido a esto último, la estimación de siembra nacional para la campaña en curso se reduce a 19.200.000 hectáreas, reflejando una caída de 100.000 hectáreas en comparación al informe previo y una merma interanual de -4,5 % (Superficie de Soja 2015/16: 20,1 MHa). Sobre esta nueva estimación de área, el avance nacional de siembra cubrió un 99,1 %, permitiendo calcular un progreso intersemanal de 2,7 puntos porcentuales y marcando un leve adelanto interanual de 0,7 puntos.
Las regiones afectadas por abundantes lluvias se distribuyen entre el Núcleo Norte, Núcleo Sur, el noreste y sur de Córdoba, el Centro-Norte de Santa Fe, el sur de Chaco, sectores del Centro-Este de Entre Ríos y, finalmente, la región Oeste de Buenos Aires y Norte de La Pampa. Esta última zona, junto con el Sur de Córdoba, registra excesos hídricos en ambientes bajos desde el inicio de la ventana de siembra para el cultivo de soja y es por ello que una parte de la superficie ahora anegada no presentaba cultivo implantado. Sobre el área efectivamente sembrada se relevan pérdidas parciales y/o totales en lotes muy comprometidos en periferia a la RN Nº188, mientras que en las zonas menos afectadas el cultivo evoluciona en buena a muy buena condición y se encuentra iniciando floración (R1).
Sobre el Núcleo Norte y Núcleo Sur se registran extensas áreas afectadas por excesos hídricos. Puntualmente, sobre el Núcleo Norte se relevan cuadros sin sembrar, como así también pérdidas parciales y/o totales en lotes ya implantados. La magnitud de las pérdidas está sujeta al tiempo que demoren en escurrir los excesos hídricos en ambas núcleos, que depende en mayor medida de la evolución del clima durante los próximos días.manal2 En paralelo, una gran cantidad de cuadros no afectados mantienen una buena a muy buena condición de cultivo y transitan etapas de plena floración (R2) o comienza a diferenciar vainas (R3).
En el norte del país, en la región NOA la siembra avanzó rápidamente durante los días previos, ello gracias a una buena oferta hídrica que incluso incentivo la incorporación de lotes adicionales. Se relevan cuadros iniciando floración (R1), aunque la mayor parte del área sembrada aún transita etapas de diferenciación de hojas con una oferta hídrica que varía de adecuada a óptima. Hacia el este, la región NEA registra excesos hídricos que provocan pérdidas de lotes e imposibilitan la siembra sobre el sudoeste chaqueño, en periferia a los bajos submeridionales. Pese a esto, el núcleo productivo más importante del NEA aún mantiene una condición hídrica favorable, permitiendo incorporar siembras de segunda sobre lotes de girasol que podrían compensar las mermas de lotes que no serían sembrados en las regiones afectadas por excesos hídricos.

MAIZ
Durante la última semana, nuevamente las lluvias dejaron acumulados importantes sobre el centro y norte del área agrícola nacional, complicando el estado de parte de los cuadros del cereal. A la fecha se estima que la superficie en riesgo asciende a 290.000 hectáreas, gran parte concentrada hacia el este de la provincia de Córdoba, el oeste y norte de Bs. As., el este de Entre Ríos y la provincia de Santa Fe.manal3 La evolución del estado de estos lotes, estará supeditada a las condiciones climáticas durante las próximas semanas, que determinará el impacto productivo de los excesos hídricos. Por otro lado ya entrando en las últimas semanas de la ventana de siembra tardía en las regiones del NOA y NEA, la incorporación de lotes se dio a buen ritmo a excepción de la zona del sur de Chaco, donde la falta de piso demora las labores. Hacia el sur de la provincia de Bs. As., el déficit hídrico se agrava, observándose a la fecha gran cantidad de lotes acartuchados y con escasa altura de plantas. En paralelo, las expectativas de rindes de los lotes no afectados por los anegamientos se encuentran por sobre los promedios zonales en el centro del país. Bajo este escenario, el avance de siembra se ubica en 95,3 % de un área estimada para la campaña 2016/17 en 4.900.000 hectáreas, un 27 % superior al ciclo previo (superficie campaña 2015/16: 3.850.000 Ha.). El avance intersemanal fue de 4,7 puntos porcentuales, restando aún incorporar unas 230.000 Ha.
Hacia la provincia de Córdoba sólo restan incorporar lotes puntuales de segunda ocupación en el este provincial, donde los anegamientos continúan provocando la falta de piso. Sobre la zona del NOA, la siembra se concentra hacia la provincia de Salta donde aún quedan dos semanas de ventana de siembra del cereal. Hacia la zona del NEA, se relevan dos situaciones hídricas extremas. Por un lado hacia el sur provincial, los excesos hídricos no permiten que la siembra tome impulso; pero hacia el norte la falta de precipitaciones mantiene las reservas de humedad en niveles moderados. En la zona del Centro-Norte de Santa Fe, los cuadros tempranos se encuentran transitando estadíos entre grano pastoso (R4) y grano duro (R5); relevándose a la fecha los primeros cuadros en madurez fisiológica (R6) los cuales serían cosechados a mediados del mes de febrero. Sobre la zona Centro-Este de Entre Ríos, los lotes tempranos transitan las etapas de llenado de granos con buenos potenciales de rinde.

manal4 A la fecha, se reportan problemas generalizados de escapes de malezas en cuadros tardíos.
Sobre las zonas Oeste de Bs. As.-Norte de La Pampa, Cuenca del Salado y el Centro de Bs. As., la humedad en los perfiles varía entre niveles regulares hasta sectores anegados. Los excesos hídricos continúan sobre los partidos de General Villegas y Lincoln, mientras que sobre Olavarría, Azul, Trenque Lauquen y Quemú Quemú las reservas de humedad comienzan a ser ajustadas. Hacia las zonas Núcleo Norte y Sur se encuentra parte de la superficie del cereal que está en riesgo por excesos hídricos, están particularmente afectados los cuadros bajos sembrados hace pocas semanas donde está comprometido el correcto logro de plantas. En las zonas Sudeste de Bs. As. y Sur de La Pampa-Sudoeste de Bs. As. se continua acentuando la falta de humedad en los perfiles. Los cuadros sembrados a principios de la ventana de siembra se encuentran transitando etapas críticas de definición de rendimiento bajo condiciones estresantes, por lo cual no se descarta un baja en su potencial de rendimiento.

GIRASOLmanal5
Nuevas precipitaciones registradas sobre las regiones del NEA, Centro-Norte de Santa Fe y Córdoba, y Núcleo Norte, continúan demorando el avance de las cosechadoras sobre los lotes que se encuentran en madurez fisiológica. Si bien el avance intersemanal registrado fue de 4,7 puntos porcentuales, los núcleos girasoleros del centro de Chaco y norte de Santa Fe continúan presentando excesos hídricos que detuvieron las labores de recolección durante la última semana. El avance nacional de cosecha alcanzó el 16,6 % de la superficie apta, manteniendo un retraso en comparación a la campaña previa de 1,9 puntos porcentuales. El rinde medio nacional descendió a 19 qq/Ha, acumulando un volumen parcial superior a las 520 mHas. A su vez, las condiciones climáticas que afectaron a gran parte del área agrícola nacional, se encuentran afectando al crecimiento y desarrollo de 19.000 hectáreas implantadas sobre las regiones más anegadas. Aunque las productividades esperadas sobre el centro y sur de Buenos Aires se mantienen dentro de nuestras expectativas iniciales, no se descarta la posibilidad de registrar modificaciones sobre la proyección de producción de 3.500.000 toneladas, si las condiciones climáticas no mejoran en las próximas semanas.
En el NEA, la cosecha se concentró sobre las localidades del centro del Chaco, donde se incrementaron las pérdidas de plantas en ambientes bajos afectados en mayor medida por la acumulación de excesos hídricos. Los últimos lotes recolectados registraron una disminución en su rendimiento y calidad, relevándose productividades entre los 14 qq/Ha y 19 qq/Ha. En el Centro-Norte de Santa Fe, la recolección de la oleaginosa se encuentra demorada en comparación al ciclo previo, ya que el estado de los caminos y la falta de piso en lotes implantados continúan imposibilitando el avance de las cosechadoras. El progreso regional de trilla habría alcanzado el 22 % de la superficie apta, con un rinde medio de 19,3 qq/Ha. En paralelo, las labores de recolección también se desarrollaron sobre las regiones Centro-Norte de Córdoba y Núcleo Norte, con rendimientos que hasta el momento se ubican dentro de los promedios zonales.manal6
Por otra parte, localidades del Departamento de General Villegas registraron nuevamente excesos de humedad y anegamientos, los cuales se encuentran limitando el crecimiento y desarrollo de los lotes implantados que ya comenzaron a llenar grano. En cuanto a los lotes implantados en el núcleo girasolero del sur de Buenos Aires, la oleaginosa transita etapas críticas de floración y comienzos de llenado de grano, bajo una condición de humedad que varía de escasez a sequía, provocando capítulos de menor tamaño, los cuales podrían impactar sobre el potencial de rendimiento. En cuanto al estado sanitario, la presión es normal, relevándose aplicaciones contra isoca y chinche diminuta.

TRIGOmanal7
Luego de recolectarse los últimos lotes de trigo sobre el Sudoeste de Buenos Aires-Sur de La Pampa y Sudeste de Buenos Aires, se dan por finalizada las labores de cosecha del cereal a nivel nacional para la campaña 2016/17, alcanzado un volumen final de 15.000.000 toneladas. La producción del presente ciclo refleja un incremento interanual del 39 % en comparación a las 10,8 MTn acumuladas durante el ciclo previo, además de superar a las productividades registradas en las últimas cinco campañas. Si bien el déficit hídrico y las heladas tardías que se registraron sobre el sudeste de Buenos provocaron una merma en el potencial de rendimiento de los lotes más afectados, las productividades relevadas sobre la franja central del área agrícola nacional fueron superiores a las expectativas iniciales, permitiendo alcanzar un rendimiento medio nacional de 33,9 qq/Ha. El incremento en el nivel de tecnología aplicada y el óptimo llenado de grano en gran parte de Córdoba, Santa Fe, norte y oeste de Buenos Aires, y Entre Ríos, ubicaron al rinde nacional como el segundo mejor de las últimas 17 campañas, siendo superado únicamente por los 34,3 qq/Ha registrados en la campaña 2010/11.
En paralelo, en el Sudeste de Buenos Aires el rendimiento medio final se ubicó en 36,4 qq/Ha, registrando una importante merma frente a las expectativas al inicio de la campaña. Si bien los niveles de fertilización y de control sanitario presentaron un incremento durante este ciclo, la evolución del clima durante la primavera no ofreció las condiciones óptimas para asegurar un correcto llenado de grano. Además, las heladas tardías registradas durante los meses de octubre y noviembre afectaron la calidad de los lotes implantados principalmente en fechas más tardías. En contraposición, sectores del sudoeste de Buenos Aires fueron favorecidos en mayor medida por las precipitaciones acumuladas y temperaturas frescas, que permitieron alcanzar un rinde final de 30,3 qq/Ha, un 10 % superior al registrado en la campaña previa.manal8
Simultáneamente, las regiones Centro-Norte de Santa Fe, Núcleo Norte y Sur, Centro-Este de Entre Ríos, Sur de Córdoba y Oeste de Buenos Aires registraron producciones por encima de los promedios zonales, las cuales permitieron alcanzar la proyección de producción y compensar las pérdidas de potencial de rendimiento de los núcleos trigueros del sudeste bonaerense. De todas maneras, dichas regiones presentaron excesos hídricos producto de las precipitaciones registradas durante la campaña, que sumados al déficit hídrico registrado en las regiones NOA y NEA durante las etapas iniciales del ciclo fenológico, provocaron pérdidas por un total de 280.000 hectáreas. En consecuencia, la producción nacional superó en un 33 % al promedio de las últimas 5 campañas (Promedio 2011/12 a 2015/16: 11,3 Mtn).

CEBADA
Al presente informe se da por finalizada la cosecha de cebada con destino grano comercial, luego de registrarse un avance quincenal de 11,8 puntos porcentuales, el cual se concentró sobre los núcleos cebaderas del sudeste y sudoeste de Buenos Aires. En números absolutos se cosecharon 770.000 hectáreas que lograron acumular un volumen final de 3.000.000 toneladas.manal9 Dicha producción se ubica un 29 % inferior a la acumulada durante la campaña anterior, producto de la caída interanual en el área implantada como consecuencia de un incremento de la superficie sembrada con trigo en el centro y sur de Buenos Aires. Por otra parte, si bien se registraron productividades por encima de la media en la franja central del país, la región del Sudeste de Buenos Aires presentó pérdidas por el déficit hídrico y heladas tardías, que impactaron sobre la producción nacional al concentrar el 53 % de la cebada implantada durante la campaña 2016/17. De esta manera, el rinde medio nacional finalizó en 39 qq/Ha, un 6 % inferior a los 41,4 qq/Ha alcanzados en el ciclo anterior.
En cuanto a las pérdidas de área, las mismas ascendieron a 80.000 hectáreas, y se encuentran asociadas principalmente a los excesos hídricos que ocurrieron durante las etapas vegetativas en el norte y oeste de Buenos Aires, y a eventos de granizo que acompañar a las fuertes tormentas registradas durante la primavera.manal10 Durante las últimas semanas, la cosecha del cereal se concentró sobre las localidades del sur bonaerense, donde lotes tardíos lograron rendimientos inferiores a los alcanzados en cuadros tempranos. Para el caso del sudeste de Buenos Aires, el rinde medio se ubicó en 41,1 qq/Ha, reflejando una caída de 4,9 qq/Ha con respecto al ciclo anterior. Además, dicha región aporto el 57 % de la producción nacional, mientras que otro 34 % se concentró entre las regiones Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires, Centro y Sudeste de Buenos Aires.
Finalmente, si bien la superficie implanta con cebada registró una caída interanual del 29,2 % como consecuencia de la recuperación del área triguera frente al nuevo esquema regulatorio, el nivel de tecnología aplicado en los núcleos productivos del país registró un incremento en las variables de fertilización y control fitosanitario, que permitió alcanzar los objetivos de calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.