e-planning ad    

(9/Ab/17) La cosecha de miel en el país fue muy irregular, con zonas que anduvieron muy bien y otras que quedaron completamente inundadas o destruidas por el fuego. El juego de la oferta y la demanda está generando una situación favorable, pero no llega a equiparar la pérdida de producción. La Cooperativa El Cardo, por este ciclo se enfocará en el mercado interno.

«Ya está casi terminando la cosecha, se están curando las colmenas y preparando todo para dejarlas que hibernen. Fue un año de regular a malo para esta zona, otras anduvieron muy bien. En algunos lugares las colmenas se inundaron, en otros se quemaron, pero a nivel país la cosecha bajó bastante, y eso incrementó los precios», afirma el productor apícola Pablo Oroquieta.

Pablo Oroquieta.
Pablo Oroquieta.

Según el apicultor, los precios en el mercado interno son buenos, quizás con condiciones de plazo mejores que la exportación, pero la merma productiva no llega a compensarse con el incremento de valor, por lo cual el balance en general es desfavorable. Pero «al menos permite sostener la actividad», explica Oroquieta, ya que «una cosecha como la actual con los precios del año pasado no dejaba productor en pie».

«Fueron cuestiones puramente climáticas, pero el año apícola bajó alrededor de un 30%, lo cual es algo muy duro para un sector en que los productores ya veníamos muy golpeados. Los precios aumentaron porque nuestro país es un proveedor importante a nivel mundial, y entonces ahora se disputan la poca miel argentina que hay. Esto repercute en exportación y también en el mercado interno», explica.apicul3

Los precios actuales rondan los $ 33 por kilo, con algunas operaciones que se han cerrado por más, llegando incluso a $ 35. Oroquieta sostiene que se hablan de valores aún mayores, pero que no le consta que haya ventas por más de esas cifras. De cualquier manera, son valores cercanos a los precios que tenía la miel hace dos o tres años atrás, por lo cual pueden considerarse buenos solo relativamente, en comparación con lo que el mercado interno ofrecía el año pasado.

Una situación de excepción

Pablo Oroquieta considera que este año se está dando algo pocas veces visto, una disputa importante por la escasa miel disponible, generándose así unas condiciones ideales para que el precio siga subiendo. No es una cuestión de retención o especulación, sino de escasez de oferta de una de las mejores mieles del mundo.

«De todas maneras, esta situación solo beneficia a los productores que vienen trabajando desde siempre, con muchos años de pérdidas o baja rentabilidad. Los apicultores somos muy particulares, a pesar de todas las contras siempre somos optimistas y siempre estamos esperando que la cosa cambie en la cosecha del año que viene. No es que alguien que ve estos precios puede empezar a producir y esperar que se mantengan», explica.apicul4

Precisamente estos vaivenes tan habituales en los precios de comercialización, más los abusos en que incurren los grandes acopiadores y exportadores fueron lo que llevaron a Oroquieta y otros apicultores a dar nueva vida a una institución que lleva muchos años en nuestra ciudad, la Cooperativa El Cardo.

A través de esta institución, muchos productores pudieron canalizar su producción en mejores condiciones de precio y plazo, y sobre todo conseguir algo que nunca se había dado en Olavarría, que es la exportación directa de miel a Europa, Japón y Estados Unidos, los compradores más importantes del mercado internacional. A partir de una estructura construida desde cero, con ayuda de diferentes profesionales, la Cooperativa El Cardo llegó a exportar en forma directa nueve contenedores de miel.

Un trabajo arduoapicul5

Pablo Oroquieta considera que se cumplió un ciclo de exportación muy favorable, ya que dentro del año en que comenzaron a exportar, pudieron colocar nueve contenedores con precios muy diferenciados, llegando hasta un 70% y hasta un 100% más que el mercado interno en algún contenedor, y en otros diferencias pequeñas pero a favor.

«Fue un trabajo muy importante de la comisión, que no siempre se ve desde el punto de vista de los productores, muy cansador en términos de logística y muy difícil en términos financieros, pues todos los costos iniciales hay que asumirlos, pueden llegar a ser más de 100 mil pesos por contenedor, que después se recuperan porque integran el costo mismo de la actividad, pero primero tenés que poner en contenedor en el barco, recién ahí mandas los papeles, y el cobro tiene lugar a los 60 días», explica.

«Tuvimos algunos problemas, como tienen todos los exportadores, con contenedores detenidos y cosas similares. Pero los solucionamos de la mejor manera, fue una experiencia de mucho aprendizaje. Conseguimos varios clientes como para elegir la mejor propuesta, muchos nos pidieron miel y no pudimos vender porque no teníamos la capacidad financiera para sacar los contenedores», sostiene.apicul6

En la actualidad, por diferentes razones entre las que se encuentran la buena oportunidad que ofrece el mercado interno, los planes de la Cooperativa van a ser comercializar la producción localmente, dejando la exportación para cuando se den condiciones más favorables. Los clientes están, la logística y la mecánica exportadora se aprendió y consolidó, pero ahora toca el turno del mercado local. Fuente: Diario EL POPULAR (Nota: Miguel Viñuales).

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.