e-planning ad    

(11/Jun/17) En AgroActiva 2017, que se realizó en Armstrong, Santa Fe, volvió a realizarse el Concurso de Novillos y Block Test coordinado por el IPVCA. El Dr. Cristian Bianchi, así como el Dr. Francisco Lozano, del jurado evaluador analizaron los secretos del éxito de la cadena de producción vacuna, dicen que el bife argentino es reconocido mundialmente y que hay que recuperar mercados perdidos a manos de Uruguay y Paraguay.
Se llevó a cabo, por segunda vez en AgroActiva, el Concurso de Novillos y Block Test 2017 del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), reuniendo a participantes de todo el país en sus distintas categorías, y el último día de la exposición se dieron a conocer los resultados del mismo.
En la charla que tuvo lugar el sábado pasado por la mañana dentro del marco de AgroActiva 2017 (realizada entre el 31 de mayo y el 3 de junio en la ciudad santafesina de Armstrong), se entregaron los premios del Concurso de Novillos y Block Test 2017. El mismo tiene como objetivo que el productor mida su trabajo y conozca “tranqueras afuera” los requerimientos del consumidor, así como de la industria frigorífica para poder abastecerse.
El Block Test consiste en la medición en bloque de un grupo de músculos y su relación con el hueso y la grasa (terminación), en función de diversos parámetros tales como edad, raza y cruzamiento. En pocas palabras, determina el rendimiento y la calidad de la carne, su marbling, color y terneza, entre otros parámetros. Estuvieron exponiendo los resultados los miembros del jurado evaluador, el Dr. Cristian Fernando Bianchi y Francisco Lozano.
Para comenzar la ponencia, Bianchi expresó que para que la producción vacuna sea exitosa tiene que estar en un ambiente donde cada eslabón de la misma esté definitivamente integrado. Agregó que hoy el bife argentino es reconocido a nivel mundial, aunque en los últimos años se han perdido mercados mundiales de la mano de nuestros vecinos Uruguay y Paraguay, que hoy están exportando carne que pasa por la Argentina y sale desde Chile al mundo, un mercado que antes era propio y se ha perdido, afirmando que hay que marcarse nuevos horizontes para la exportación, tales como China y el sudeste asiático.
Según el Dr. en Ciencias Veterinarias, el futuro pasa en saber qué quieren los consumidores, para no equivocarse el diagnóstico y la propuesta, y también hay que saber ajustar cada uno de los eslabones de la cadena, para lograr procesos más eficientes. El desafío hoy es la inteligencia, “hay una serie de herramientas fundamentales que si se saben utilizar se puede llegar muy lejos en este rubro”, aseguró.

Siguiendo con su discurso, expresó que las buenas noticias son que el mundo es altamente demandante de nuestros productos y que, por ese motivo, hay que dejar de hacer ese animal liviano que impidió el crecimiento a lo largo de todos estos años, ya que el valor de la carne argentina pasa por agregar kilos de calidad. “Debemos defender a la carne vacuna frente a las otras carnes complementarias, que están ampliando su lugar en el mercado. Cada vez debemos obtener un consumo integrado con la exportación, la meta es encontrar cortes de calidad que se inserten en el mercado mundial”, afirmó.
Para explicar un poco de que va el concurso en cuestión, Bianchi contó que se quiso hacer un block test muy amplio, con mucha cantidad de razas y cruzas, pero que no pudo llevarse a cabo debido a las condiciones climáticas, agregando que se trabajó en los frigoríficos de Casilda y Rafaela, donde se pusieron a disposición del concurso para que pueda realizarse. Los novillos jóvenes de aproximadamente 20 meses pueden aportar mayor terneza, que es lo que quieren los consumidores, y para que un producto cumpla con los requerimientos necesarios debe tener uniformidad, cantidad y calidad, y para lograrlo la gestión comienza en el campo, en la sanidad, la nutrición, la genética y el bienestar de los animales, referido al establecimiento de un ambiente propicio para que luego pueda obtenerse la mejor carne.
A continuación tomó la palabra Francisco Lozano, quien comenzó a mostrar en pantalla los resultados de los ganadores, explayándose en las particularidades de cada uno para demostrar por qué fueron elegidos. Han ingresado 27 animales divididos en tríos, de los cuales se sortearon uno de cada uno que fue a faena, donde se le realizó la parte de los cortes y el análisis de los rendimientos osteomusculares.bianchi
En el frigorífico se separó las categorías por raza: Novillos Limangus, subdivididos en de exportación y de consumo, y Novillos Braford con los mismos subtipos. El primer premio de Braford para exportación fue para un novillo con el mejor ojo de bife y mejor osteomuscular, es decir, la relación músculo-hueso-grasa. El premio mayor de la categoría Braford para consumo, fue para el productor Rosetti, quien también fue el acreedor del primer puesto en la anterior categoría.
En cuanto a la categoría Limangus de exportación, no se entregaron premios debido a que hubo un solo novillo participante al cual le faltó engrasamiento, por lo que el color de la carne fue muy oscuro. Por último, en la categoría Limangus para consumo se entregó el premio a un novillo excepcional, con el mejor ojo de bife y mejor rendimiento osteomuscular. En ese momento, contaron una anécdota de color diciendo que hubo una discusión entre los dos miembros del jurado para elegir el primer y segundo puesto en esa categoría, por lo que el Dr. Bianchi, cortó los dos bifes en conflicto, y los probó en crudo para saber cuál era el más tierno.
Se finalizó agradeciendo al Colegio de Médicos Veterinarios que les propició su sede para el tratamiento de los datos, a AgroActiva por permitir realizar el concurso, y al IPCVA, para luego cerrar el acto con la entrega de trofeos a los productores ganadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.