e-planning ad    

(17/Jun/17) En la comparación interanual, los cortes de carne vacuna mostraron un alza del 17,5% mientras que la inflación publicada por el INDEC fue del 25,9% en el rubro “alimentos y bebidas”. En el último mes, la carne mostró un alza del 1,6%.

De acuerdo con los datos relevados y publicados por el área de Economía y Estadística del IPCVA, basados en un relevamiento de 200 puntos de venta en Capital federal y GBA, la carne vacuna registró en promedio un aumento inferior al de la inflación en el último año.

Los datos publicados por el INDEC señalan que la inflación interanual se ubicó en el 24% mientras que la específica para “alimentos y bebidas” trepó al 25,9%. En ese contexto, los distintos cortes de carne vacuna mostraron en promedio una variación positiva del 17,5 en el mismo período.

En la comparación intermensual, los precios de los distintos cortes vacunos mostraron una moderada variación positiva, del 1,6%, en mayo de 2017 con respecto a abril.

Si se toman en cuenta las variaciones socioeconómicas, en el último mes los precios tuvieron una moderada variación del +1,5% en los puntos de venta que atienden en barrios de nivel socioeconómico alto, mientras que en los puntos de venta que atienden al nivel socioeconómico medio, mostraron subas del +1,8%), y en aquellos que atienden al nivel socioeconómico bajo los incrementos fueron más atenuados, en orden del +1,3%.

El informe completo del IPCVA, basado en el trabajo de campo que se llevó a cabo durante la segunda semana del mes de mayo. En síntesis: en los últimos doce meses, la carne vacuna tuvo un relativo precio moderadamente superior (un 8,5%), al registrado hace un año respecto de la carne aviar.

En efecto, en mayo de 2016 podían adquirirse 3,23 kilogramos de pollo fresco entero con un kilogramo de asado, y en el último mes de mayo la capacidad de compra del corte de asado (carne vacuna), en términos de carne aviar se incrementó a 3,50 kilogramos. Sin embargo, frente al corte de carne porcina, el asado mostró un precio relativo significativamente más bajo (un -11,1%) y el poder de compra de la carne vacuna pasó de 1,26 kilogramos a 1,12 kilogramos de carne de cerdo, comparando los meses de mayo de 2016 y 2017.

Otro dato, pero económico: durante el último mes de mayo los precios mostraron subas leves, del 0,9%, con respecto del mes anterior (abril) en las carnicerías, mientras que en los supermercados se observaron precios con una moderada tendencia al alza, del 3,7%.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.