e-planning ad    

(29/Jun/17) La gobernadora bonaerense se reunió con ruralistas en sede del Bapro en Capital Federal. Acordaron avanzar en una mesa de debate tributario para mediados de julio. Los dirigentes reclamaron, básicamente, por la presión impositiva.
Las entidades rurales reunidas en la Mesa Agropecuaria Bonaerense reclamaron este jueves a la gobernadora María Eugenia Vidal por la “elevada presión fiscal” del campo y plantearon “serias diferencias” en la mirada que tiene la Provincia sobre la rentabilidad del sector. Desde el Gobierno admitieron los contrapuntos pero destacaron el “diálogo” y el acuerdo de avanzar en una mesa de debate tributario para mediados de julio.
La reunión, en la que también hubo elogios por la marcha de las obras hídricas, fue encabezada por Vidal en la sede del Banco Provincia en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), quien estuvo acompañada por los ministros de Agroindustria y Economía, Leonardo Sarquís y Hernán Lacunza.
El presidente de Carbap, Matías De Velazco, dijo que “se establecieron profundas diferencias” respecto a la mirada que el Gobierno provincial tiene sobre “la rentabilidad y la presión impositiva. Notamos que hay un error en el asesoramiento de la gobernadora, porque se han vertido conceptos con los que estamos totalmente en desacuerdo y que son irreales, sobre todo en lo que ataña a la rentabilidad”, señaló.
Consultado Sarquís, el funcionario admitió que hubo algunos contrapuntos, pero destacó el “diálogo permanente” entre el campo y el Gobierno, al tiempo que sostuvo que la Provincia acuerda en que se necesita “una revisión de la carga impositiva” a nivel país. En ese sentido, planteó como un avance la propuesta de realizar la primera Mesa técnica Tributaria el próximo 14 de julio en la que su par de Economía se reunirá con técnicos de las entidades agropecuarias para abrir un debate con el objeto de analizar en detalle los gravámenes que paga el campo y promover cambios en la próxima ley fiscal.
Por su parte, el coordinador bonaerense de la Federación Agraria, Jorge Solmi, dijo que se fue “preocupado” de la reunión porque “la Provincia ve una realidad muy distinta a la nuestra” y “por ahora no vemos respuestas para los pequeños y medianos productores. El ministro Lacunza tiene una visión de la situación que no es la de los productores. Es una mirada muy técnica, muy idealizada”, dijo. “El grueso de los productores no la está pasando bien. Los enormes aumentos de costos energéticos y la presión impositiva hicieron que se licuara el beneficio que se obtuvo con la caída de las retenciones y la variación del tipo de cambio”, añadió.
De Velazco indicó que las entidades realizaron un reclamo especial por la Ley del Sudoeste, que según evaluó, “el único beneficio tangible que tenía era la reducción del impuesto inmobiliario” en esa región con un descuento del 35 por ciento, que fue eliminado a fines del año pasado. Asimismo, los ruralistas pidieron agilizar toda la tramitación de las emergencias agropecuarias porque “cuando el productor llega a esa instancia no está para esperar”.
Al respecto, Sarquís consideró que la Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario de la Provincia de Buenos Aires (Cedaba) “funciona bien”, pero sostuvo que “es una realidad que hay mecanismos que agilizar. Hay cosas que ajustar. Pero a veces cuando hay derechos adquiridos no se valoran, también es real que la llegada de la emergencia se ha bajado casi 90 días respecto a lo que pasaba antes”.
“Yo siempre he dicho que es necesaria una nueva ley de emergencia. Hay proyectos dando vueltas pero los años electorales son bastante complejos a nivel legislativo porque hay muchas demoras. Sabemos que no es suficiente lo que pasa con las emergencias hoy y estamos trabajando en ese tema”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.