e-planning ad    

(23/Sep/17) La Unión Europea (UE) oficializó esta semana, con la publicación en el Diario Oficial de ese bloque, la rebaja de aranceles para la importación de biodiésel argentino.

Los aranceles, que estaban en un 24,6% promedio, caerán a un nivel de entre 4,5 y 8,1%, según las empresas. No obstante, sumando esas tasas a otra que ya existe del 6,5% para cualquier origen del biocombustible, en promedio el país volverá a ingresar a ese bloque con un nivel en torno del 15 por ciento.

De esta manera, se oficializó que la Argentina volverá a ese mercado tras cuatro años de haber quedado afuera y luego de ganarle a la UE un panel en la Organización Mundial del Comercio (OMC). La UE había argumentado que las retenciones en la Argentina favorecían la transformación de aceite de soja en biodiésel.

La industria, que había sido la principal proveedora de biodiésel a la UE hasta 2013, espera retomar los embarques. A ese destino llegaron a vender casi 1,7 millones de toneladas.

«No van a ser los volúmenes de antes, pero van a salir (ventas)», dijo a LA NACION Luis Zubizarreta, presidente de la Cámara Argentina de la Industria de Biocombustibles (Carbio). La industria argentina igual mantendrá acciones legales contra la Comisión Europea ante la Corte General de Justicia de la Unión Europea por los derechos antidumping.

Según consignó Reuters, las tasas reducidas se aplicarán a las importaciones de las empresas Bunge, Cargill y Louis Dreyfus y Molinos Agro, entre otras.

En tanto, la UE mantendrá en vigor un arancel entre el 8,8 y el 20,5 por ciento para el biodiésel de Indonesia, que también fue fijado en el 2013. Indonesia, que utiliza aceite de palma para producir biodiésel, tiene pendiente un caso en la OMC. La Comisión Europea no ha propuesto reducir el arancel de importación de ese producto por el momento, informó Reuters.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.