e-planning ad    

(22/Oct/17) Una importante reunión se llevó a cabo el viernes pasado en instalaciones del INTA Olavarría, en su oficina de la calle Alsina, en la que estuvieron presentes por Colegio de Veterinarios de Olavarría la doctora Lorena D´Onofrio; por el Senasa, Rafael Leaden y Fabio Rubino; por el INTA, Maximiliano Mazzei; por Bromatología, Natalia Paz y Mirta Alcobedo; por laboratorios privados, Gabriel Nagy Gyuris y por la Dirección de Epidemiología, María del Carmen Weiss, ya que alertan a la población olavarriense por un posible brote de triquinosis, luego de que hasta esta semana se detectaran -desde el 13 de octubre- alrededor de cien casos en la vecina ciudad de Azul.
Luego de detectados ya 41 casos en Azul (cifra al 13 de octubre) se dio el alerta correspondiente y a partir de allí se intensificaron los controles. Inclusive, en Olavarría hay dos casos sospechosos que están siendo controlados, mientras que es factible que se decrete la emergencia en Azul. La triquinosis es una enfermedad infecciosa producida por un parásito y se contrae por la ingestión de carne de cerdo contaminada, cruda, mal cocida o mal procesada.
“En un primer momento existe la sospecha y si hay una persona que ha comido chacinados, lo más importante y de manera inmediata es hacer una consulta precoz para confirmar que hay síntomas. Se hace un análisis enseguida y se le dicen a la persona las medidas que debe tomar y los cuidados que debe llevar a cabo. En el caso de nuestra ciudad, hay dos casos que son sospechosos y con antecedentes de haber comido chacinados que fueron comprados en la vía pública, sin el rótulo correspondiente” comenzaron diciendo los profesionales en la reunión realizada en el INTA.
Los síntomas que aparecen son: decaimiento, fiebre, diarrea, hinchazón en los ojos y dolores musculares, que comienzan a aparecer generalmente después del cuarto día de consumido el producto, aunque todo depende también de la cantidad que se ha ingerido, ya que puede haber una pequeña concentración o una gran concentración, e inclusive también depende de la respuesta de cada organismo. Pero hasta los diez días la persona que ha comido estos chacinados debe estar atenta por la aparición de estos síntomas. Ocurre que a los cuatro o cinco días comienza con diarrea o dolor abdominal y a los diez o quince días pueden comenzar los dolores musculares o la hinchazón en los ojos. Ante la aparición de estos síntomas, y sabiendo que se ha ingerido estos alimentos no rotulados, se puede hacer la consulta en cualquier centro de salud, o bien en el Hospital Municipal o en el sector privado con sus médicos personales.
“Pasa que se comen chacinados que no están rotulados, muchos de ellos vendidos en la vía pública, los llamados caseros. No hay casi ventas a nivel local, pero si en Azul y entonces hay cierta alarma al respecto debido a la permanente comunicación entre ambas comunidades en cuanto a que hay gente que va a Azul y puede comprar allá, o viceverse. Y hay que hacer la denuncia ante bromatología en caso de ver a alguien que está vendiendo productos no rotulados que pueden traer graves consecuencias, pero también es importante que los productores regionales tomen conciencia y realicen los estudios correspondientes de sus productos”, agregaron.
Como hay muchos casos en la vecina ciudad se está investigando si hay relación con los dos casos en Olavarría, o si fueron por chacinados o cerdos que fueron trasladados de una ciudad a la otra, lo que se hace habitualmente. En Azul ya intervinieron las dependencias de zoonosis y de bromatología de la Municipalidad, por lo que ya se implementaron las acciones correspondientes ya que son muchos los casos que fueron detectados, de modo que es vital que la comunidad olavarriense tome conciencia del problema y así evitar, fundamentalmente, comprar chacinados que se venden en la vía pública. En el caso de ya haberlos adquirido y consumido, que estén atentos a los síntomas que pueden aparecer para realizar la consulta cuanto antes con su médico.
“Hay dos posibilidades de hacer el diagnóstico previo: en bromatología o en laboratorios privados, por lo que es importante que la gente tome conciencia sobre este tema. Inclusive, en lo que es prevención, antes de elaborar un producto es vital que los mande a analizar. Asimismo, desde la Municipalidad y desde el INTA se ha hecho campaña con los productores para que tomen las precauciones del caso, así como las prevenciones para los que consumen”, señalaron.
“Es una enfermedad que detectada a tiempo no trae complicaciones y puede iniciarse el tratamiento correspondiente para frenarla, pero si pasa un período más largo hasta su detección entonces el parásito se localiza en los músculos, por lo que es importante esa consulta precoz. Obviamente, hay otras enfermedades que tienen estos síntomas, muy parecidos a la triquinosis, como por ejemplo la brucelosis (que transmiten los vacunos). Desde 2010 que no había casos de triquinosis en Olavarría, por lo que ante esta situación se da el alerta para que la gente tome conciencia y tome las medidas correspondientes”, dijeron.
“Los productos que se venden deben, si o si, estar rotulados. Por lo que en el momento de adquirirlos el consumidor puede ver la etiqueta correspondiente con todos los datos del producto: quién es el elaborador, qué tipo de producto es, inscripción, etc., lo que garantiza que ha pasado por un control sanitario. En cuanto para las faenas caseras, en el diagnóstico de laboratorio la prueba se llama de gestión artificial y la muestra indicada es la entraña, unos cien gramos (una palma de la mano para graficarla), lo más desgrasada posible. Es un análisis de bajo costo, ya que teniendo en cuenta las consecuencias que puede traer y los problemas de salud que se originen ante la presencia de la triquinosis, dicho estudio tiene un valor realmente ínfimo. Y de esa manera se garantiza un producto de buena calidad. Pero hacemos hincapié en que no hay que comer chacinados de cerdo que no estén rotulados”, afirmaron finalmente. Fuente: El Popular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.