e-planning ad    

(25/Oct/17) Un espectacular remate llevó a cabo el sábado 21 de octubre la Cabaña Don Romeo, del productor olavarriense Alejandro Ezequiel Spinella, en el predio de la Sociedad Rural, en el que se vendieron más de 600 animales entre los que había 100 toros Angus y 500 vaquillonas puras controladas, por lo que este remate anual sin dudas fue uno de los mejores del año en nuestra ciudad, lográndose precios realmente muy buenos, con una tribuna colmada de productores haciendo los negocios desde allí, aunque en todo el predio había alrededor de mil personas. VER GALERIA FOTOGRAFICA AL FINAL DE LA NOTA.

Terneras y terneros hijos de toros como Euro, Cóndor, Crédito, Vidente, Mr. Angus, Don Roberto, Candelero, Quebrantador, Supremo, Cañonazo, Brigadier, Aristóteles y Moderado hicieron que productores que llegaron desde distintos puntos del país se llevaran animales de primerísima calidad, de alto nivel, que impactaban cuando ingresaban, por lo que fueron precios muy buenos los que finalmente terminaron pagándose.

Ya desde el comienzo, con animales de una genética brillante, hicieron que se pagaran 200 mil pesos (siendo socios de Don Romeo para sus próximas producciones), por lo que el martillo de Santiago Vidal Molina tuvo que trabajar mucho ante el incesante desfile de animales que fueron vendidos.

Los toros Angus de pédigree también consiguieron precios realmente excelentes, aunque como dijo Alejandro Spinella lo importante no es un peso más, sino que se ha conseguido poner a la venta animales que tienen una altísima calidad que dejan conformes al comprador, por lo que ese mismo productor va a volver el próximo año porque sabe que se ha llevado una vaquillona o una ternera de excelencia. Vaquillonas puras controladas, paridas por los toros Cóndor y Supremo, más 150 preñadas por inseminación con Mr. Angus y Esencial, por ejemplo, también fueron las que hicieron que los productores se “pelearan” en la tribuna oficial, ya que se querían llevar esos animales. Además, como no había que abonar el flete y había facilidad para la compra (a partir de los 180 días o bien en diez cuotas) hizo que también se pusiera un peso más en la compra.

Todo comenzó con un almuerzo que, al mismo estilo que el año anterior, la gente pudo disfrutar ubicándose en los livings, en los gacebos o en las distintas ubicaciones para comer una buena picada, carne de vaca y de cerdo, excelente bebida, música de fondo con Muyinga y con Gustavo Corvi, formando parte de una previa de lo que sería posteriormente el remate. Hubo pernill de vaca, cerdo, picadas y bebidas para elegir, mientras que mientras se desarrollaba el remate los mozos y mozas recorrieron la pista para atender a la gente, por lo que llegaron con alfajores, pasteles, copas Don Pedro, whisky y café, para que no faltara nada y para que todos estuvieran cómodos, mientras se definían los negocios.

Se lo pudo ver al intendente municipal del partido de Olavarría, Dr. Ezequiel Galli, acompañado por gente de su gabinete, recorriendo el predio de la Sociedad Rural e inclusive hablando con Rubén Orfel Lanceta, un (ex?) político olavarriense identificado con el radicalismo, mientras que también había distintas personalidades como la dirigencia de Racing A. Club (encabezada por Carlos Orifici), también el reconocido rematador de haciendas Juan Wallace, así como dirigentes de la Sociedad Rural de Olavarría (Eduardo Alem, Alberto Zulaica, etc.) y mucha gente que está allegada a la ganadería, que pudo compartir y disfrutar de un remate diferente, especial, con un estilo propio de la Cabaña Don Romeo. Un estilo que también incluyó algunos toques sutiles en la escenografía, como autos antiguos, un vehículo con la publicidad de Harley Davidson donde se regalaba cerveza tirada, talladores, representantes de instituciones bancarias (se pudo ver de tres entidades, entre ellos Bernardo De la Vega de Banco Patagonia) y a la artista plástica azuleña Daniela Montesano («pintaré, a lápiz, el toro ganador del año pasado», dijo)

Precios. La venta cerró con más de 600 reproductores, con números muy firmes en toros y hembras. La plaza estuvo fuerte, con compradores habituales y nuevos clientes que pagaron precios muy buenos, cerrando con números firmes para los Angus de Don Romeo de Alejandro Ezequiel Spinella. Con plazos de pago hasta 180 días (o en diez cuotas), flete gratis –que son elementos atractivos para los compradores-, y ventas a cargo de Madelan S.A, se ubicó la totalidad de la oferta para cabañeros de Buenos Aires, Córdoba y La Pampa.

El inicio fue con la compra de Alberto Guil, quien se llevó el 50% (para ser socio en su producción con la Cabaña Don Romeo) de una ternera PP en $ 200.000, mientras que el titular de Delfinagro también pagó el máximo de los toros PP a $ 125.000. Gustavo Pouyanne compró vaquillonas MAS en $ 25.500 y paridas en $ 29.500. Se vendieron 656 animales.

Se obtuvieron los siguientes mínimos, máximos y promedios: toros PP $70.000/125.000/92.933; toros PC $ 45.000/70.000/55.475; vaquillonas PC $ 24,500/28.000/26.413; vaquillonas MAS $ 20.000/25.500/22.077; vacas paridas $ 29.000/29.500/29.241.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.