e-planning ad    

(25/Ene/18) El dólar detiene hoy (jueves) su marcha alcista. Luego de cuatro ruedas consecutivas en alza que lo empujaron a su máximo histórico ayer, al cotizar a $19,93 en el segmento minorista, la divisa retrocede en las primeras operaciones del día y aleja de los $20, por la aparición de la oferta de los bancos oficiales.

Según el relevamiento de bancos y casas de cambio realizado por el Banco Central (BCRA), el billete de venta al público se ofrece a un promedio de $19,71, lo que marca un retroceso de 22 centavos con respecto al cierre previo. El Banco Nación presenta la cotización más baja al pactarse a $19,57 en su punta vendedora, mientras que el Banco Supervielle presenta la más alta y se intercambia a $19,87.

En el segmento mayorista, que el que determina la tendencia del mercado, se ofrece a $19,40 en su punta vendedora, en una jornada de alta volatilidad. «Las ventas de bancos oficiales empujan la caída del dólar con la aparente intención de corregir la fuerte suba de los días previos», señaló Gustavo Quintana de PR Casa de Cambios. En igual sentido se manifestó el analista financiero Christian Buteler al sostener que las «manos amigas» salieron desde temprano a bajar el precio del dólar.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, recalcó que hay que acostumbrarse a la volatilidad del dólar.
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, recalcó que hay que acostumbrarse a la volatilidad del dólar.

Desde el Gobierno minimizaron la suba y volatilidad de la divisa de los últimos días. «Tenemos tipo de cambio flotante, a veces se aprecia y otras se deprecia. Es absolutamente natural, normal. ¡Acostumbrémonos! Estoy convencido de que es el sistema adecuado para la Argentina porque nos preserva de los shocks que generan aumento de la tasa de desempleo», sostuvo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en una entrevista con LA NACION , desde Davos donde participa del Foro Económico Mundial.

El economista y titular de la consultora Econviews, Miguel Kiguel, consideró de igual forma que «hay que acostumbrarse a la volatilidad del dólar», aunque reconoció que no es fácil hacerlo. «En estos niveles no lo veo al Banco Central interviniendo todavía, salvo que el dólar se escape un poco más y, en ese caso, lo haría en pequeñas dosis», apuntó.

Según los analistas, la escalada de los últimos días se explicó por varias razones, pero principalmente porque los inversores, que prevén que las tasas seguirán bajando, desarman su cartera en pesos y se dolarizan. Este movimiento se produjo en un momento en que no hay una gran oferta de divisas en el mercado, lo que hizo que la suba de la demanda impulse el precio.

«Si el dólar flota solo en dirección ascendente, su impacto en precios será inevitable. La clave en un sistema de flotación cambiaria es que se mueva en ambos sentidos, es decir que el dólar pueda subir pero también bajar», había advertido ayer el ex titular del Banco Central, Martín Redrado. Fuente: La Nación. Nota: Diego Yáñez Martínez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.