e-planning ad    

(10/Feb/18) La Dirección Agropecuaria, perteneciente a la Secretaría de Desarrollo Económico de la Municipalidad, presentó un informe satelital referente a la superficie cubierta con cultivos de invierno durante la campaña de 2017/8, como parte del proyecto de uso de Sistemas de Información Geográfica y Tecnologías satelitales en el sector agropecuario.

Según el trabajo publicado a fines del mes enero, de las superficie del partido de Olavarría, que cuenta con unas 766.000 hectáreas, tan solo unas 20.000 fueron destinadas a siembra de fina, lo cual representa poco más del 2,5% del total. Dentro de este esquema, los dos principales cultivos fueron el trigo y la cebada, que ocuparon unas 14.285 y 5.985 hectáreas respectivamente.

El gráfico que acompaña el informe detalla con precisión la totalidad de hectáreas destinadas a cultivos de fina en cada cuartel, según una escala de colores, y también especifica la superficie donde se sembró cada especie. El cuartel más sembrado fue el II, al este del partido, con 3.445,3 has de trigo y 1.203,9 de cebada.

La mitad que el año pasado

Quizás uno de los datos más impactantes que contiene el informe recientemente publicado, es que la superficie cubierta por cultivos de fina representa prácticamente la mitad de la relevada durante la campaña 2016/17.

En el trabajo correspondiente a la campaña anterior, publicado en abril de 2017, se indicó que la superficie destina a cultivos de invierno fue de algo más de 37.200 hectáreas, aproximadamente el 5% de la superficie total del partido, de las cuales 25.300 correspondieron a trigo, mientras que la cebada sumó 11.900.

Según el informe publicado el 24 de enero, la causa directa de la disminución de superficie de la última campaña fueron las abundantes precipitaciones en períodos de siembra y durante los primeros estadios de los cultivos de invierno. Las lluvias generaron dificultades insalvables para los trabajos, ya que no solamente hubo lotes en los que no se pudo entrar a sembrar, sino que además en otros se perdió el total del área cultivada.

Desde el cielo y desde el suelo

Las imágenes utilizadas para elaborar el informe fueron obtenidas mediante tecnología satelital del alta precisión, ya que las del satélite Landsat-8 poseen una resolución espacial de 30 por 30 mts. (tamaño de la superficie que abarca cada pixel), y las del satélite Sentinel-2 son aún más precisas, con una resolución es de 10 por 10 mts.

En ambos casos, la tecnología disponible permite captar la superficie en el canal visible del espectro electromagnético y en el infrarrojo, lo cual facilita el estudio de las coberturas vegetales y usos de los suelos agrícolas. Toda esta información es luego elaborada por el equipo técnico multidisciplinario de la Dirección, compuesto por un geógrafo que analiza la información satelital, y un equipo de ingenieros agrónomos que realizan chequeos a campo con recorridos de las areas cultivadas, las cuales son posicionadas mediante GPS (Sistemas de Posicionamiento Global).

La combinación de tecnología satelital y recorrido a campo permite obtener información estadística de la superficie cubierta y el estado de los cultivos, lo cual apunta a estudiar y desarrollar la potencialidad agrícola del Partido. Fuente: EL POPULAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.