e-planning ad    

(15/Feb/18) Un grupo de concesionarios de maquinaria agrícola de Córdoba elevaron un petitorio a la Provincia, por intermedio del legislador Carlos Gutiérrez, para que revea una modificación que se estableció en el modo en que se cobra el Impuesto a los Ingresos Brutos sobre las ventas de máquinas usadas.

Las empresas se reunieron en la Sociedad Rural de Río Cuarto, en conjunto con el director en Córdoba de la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara), Mariano Cid, el último viernes luego de recibir intimaciones millonarias por parte de la Policía Fiscal de la Dirección de Rentas.

Las agencias recibieron intimaciones de pagos retroactivos por hasta cinco años y con un plazo perentorio de siete días, según informó La Voz.

Detalles

Aparentemente, la autoridad fiscal decidió que la maquinaria agrícola no se incluya más dentro del concepto de automotor usado, lo que implica que, cuando se vuelve a vender, el concesionario debe abonar Ingresos Brutos sobre el total del monto de la operación, y no sobre la diferencia entre el precio al que recibió la máquina y al que lo vendió, como venía siendo hasta ahora.

Esto, generó “un tributo 10 veces mayor, más intereses, recargos y multas”, en lo que las empresas consideraron un “criterio contrario a las disposiciones de la Ley del Impuesto a los Sellos y el Impuesto al Automotor, donde se considera a la maquinaria agrícola dentro de ese concepto”.

“La mentada interpretación implicó la generación de cuantiosos reclamos retroactivos a los contribuyentes del sector, en abierta diferencia con el tratamiento de jurisdicciones vecinas”, señalaron los concesionarios. Fuente: Diario La Voz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.