e-planning ad    

(20/Mar/18) Estaban todos en esta nueva edición de Expoagro 2018, que se realizó en el predio ferial (que también será autódromo, ya que sobre el plano que se entrega a todos, periodistas y público, se puede ver claramente la cinta asfáltica del trazado automovilístico) ubicado a la altura del kilómetro 225 de la ciudad de San Nicolás, en la autopista que une Buenos Aires con Rosario. Estaban todos porque esta vez la cantidad de expositores fueron alrededor de 400, es decir más que el año anterior, y el predio era más grande, un total de 20 hectáreas, por lo que los empresarios  fueron con todo para mostrar las últimas novedades de sus productos.IMG_20180313_100115

Los productores, por supuesto, también concurrieron. Obviamente, el presidente Mauricio Macri y el titular del Ministerio de Agroindustria, Luis Etchevehere. Pero le faltó gente en las dos primeras jornadas.

Weimann padre e hijo, y César Benigni, en Expoagro.
Weimann padre e hijo, y César Benigni, en Expoagro.

Al menos eso se pudo ver en los dos primeros días, el martes 13 y el miércoles 14, por lo que se esperaba que para jueves y viernes creciera la cantidad de público (lo cual ocurrió, llegando a 150 mil visitantes en las cuatro jornadas) ya que se podía caminar sin problemas por las distintas calles del predio ferial de Expoagro, que aun así sigue siendo una de las dos muestras más grandes del país. La otra es, claro, Agroactiva que se hará en junio en la ciudad santafesina de Armstrong.tn_IMG_20180313_102247

El campo viene golpeado en los últimos meses. La sequía viene golpeando durísimo a la provincia de Buenos Aires, ya que desde diciembre que no cae una gota y entonces eso hizo que se perdiera el 20 por ciento de la producción, fundamentalmente de soja y maíz, por lo que eso lo sienten –y mucho- los productores bonaerenses. Es la peor sequía de las últimas cuatro décadas, ya que llovieron alrededor de 300 milímetros menos que la media de 1973.tn_IMG_20180313_110131

La pampa húmeda ha sido castigada, pero por los incendios que se originaron en el oeste de La Pampa y hubo afectadas más de 900 mil hectáreas, por lo que el gobierno de esa provincia decretó emergencia agropecuaria. También la mortandad de peces le dio un palo duro a Santa Fe, Chaco, Córdoba y La Pampa, un fenómeno que se atribuyó a las altas temperaturas. tn_IMG_20180313_122533Por estos días, los productores están rezando para que llueva en sus campos y la malaria no sea tan dura. Más allá de que la gobernadora María Eugenia Vidal les llevó un mensaje a los productores respecto de que “no están solos” y que el presidente Mauricio Macri estuvo presente y llevó buena onda, lo cierto es que si la naturaleza no da una mano la cuesta arriba se hace imposible. Inclusive desde el punto de vista de los impuestos, el 28,5 por ciento que se le cobra por derechos de exportación de la soja son muchísimo menos que el 48 que había en la época kirchnerista, pero como el clima no ha ayudado entonces ese porcentaje también cuesta afrontarlo.tn_IMG_20180313_152345

La “sequía” fue la palabra menos pronunciada por los productores. Es más, no quieren ni escucharla. Porque esa pérdida que sufren los productores se traslada a la menor compra de maquinaria para la agricultura, obviamente. Al haber crisis por pérdidas de ganancias en soja, maíz, así como en las producciones de forraje y de carne, etc., no hay dinero fresco para encarar compras de maquinarias. Y entonces pierden todos. Por eso los empresarios no hablan del tema sequía, lo esquivan, porque en el fondo son optimistas y quieren seguir vendiendo.tn_IMG_20180313_161925

Y Expoagro siempre fue una gran vidriera para mostrar lo mejor de sus fábricas. New Holland salió con todo a dar pelea en la agricultura de precisión y lo hizo con el lanzamiento de su pulverizador “Defensor” 3500, sin descuidar su liderazgo en cosechadores y en tractores; la brasileña Jacto, que acaba de inaugurar una fábrica en Arrecifes, salió al ruedo con una pulverizadora que usa un repetidor de operaciones (programada y hecha anteriormente por el lque presentó el año anterior, tenga la autorizacióntn_IMG_20180314_111442 correspondiente para venderlo y una vez que comience la venta en Estados Unidos y en Europa –donde a es conocido- venga con todo a la Argentina; Nidera presentó tres tipos de semillas de maíz que luego de un profundo estudio a cargo de su equipo de ingenieros, puede afrontar los más altos índices de estrés a la que pueda ser sometida, y entonces allí marca cierta diferencia porque el productor quiere asegurarse el mayor costo/beneficio cuando siembra, y tener una semilla de estas características y teniendo en cuenta las variables que está teniendo el clima (sequía o mucha lluvia, depende la zona) se asegura un beneficio económico importante porque sabe que esa semilla va a responderle.tn_IMG_20180314_125231

En el medio están los bancos. Los estatales, como el Nación y el Provincia, siempre tienen un par de puntos menos que el resto (Santander, La Pampa, Credicoop y Galicia, por ejemplo), pero el resto se las ingenia para salir a pelear al mercado y defender a sus clientes de siempre para brindarles lo mejor, sobre todo ahora que la mano viene complicada.

tn_IMG_20180314_132139Entonces alrededor de productores y empresarios, los polos que finalmente se encuentran para hacer negocios, hay en el medio varios protagonistas que son partícipes necesarios de las operaciones: los bancos, pero también hay otros que aportan mucho al productor, como las fábricas de camionetas y camiones (Ford, Fiat, Volkswagen, Nissan, Chevrolet, Scania, etc.), las empresas que aportan toda su tecnología para mejorar inclusive en detalles lo que es la agricultura de precisión (en eso, Plantium –donde está el ingeniero olavarriense Fermín Cajén-, es una de las líderes), los silobolsas (donde Ipesa marca la diferencia), son los que están atentos a dar el mejor servicio. Está bien que los productores no van con 500 mil dólares en el bolsillo para comprar algo allí, pero es el lugar donde se generan las futuras operaciones.

tn_IMG_20180314_132839Expoagro 2018 quizá no fue el mejor de los últimos años porque le estuvo faltando gente en sus calles y porque el clima le ha pegado duro al campo en los últimos meses, pero no ha perdido la mística y el clima de negocios en el que los productores son los principales protagonistas porque son los que tienen el dinero para invertir. Además, son los que permanentemente están exigiendo a todos los demás renovación, mejoras, inversión y tecnología de punta, y eso ha hecho que el mundo se sorprenda porque la Argentina –pese a todos sus problemas, económicos, políticos y sociales- sigue creciendo de la mano del campo. Un campo que celebró con ganas la desaparición de aquella olvidable Resolución 125.

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.