e-planning ad    

(29/Abr/18) Los productores de Entre Ríos que realizarán la siembra de trigo en la próxima campaña arrendando campos, necesitarán lograr una producción de 2.730 kilogramos por hectárea para cubrir los costos, según informó la Bolsa de Cereales de la provincia.

La entidad entrerriana hizo el cálculo junto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) teniendo en cuenta el costo medio de labores e insumos, el rendimiento de indiferencia, el margen bruto por unidad de superficie y el retorno directo por peso gastado.

Por otro lado, la entidad remarca que los productores que sembraron en campos de su propiedad deben lograr una producción de 2.100 kilogramos por hectárea para alcanzar un resultado positivo.

El organismo entrerriano consideró que “a pesar de la mala cosecha de granos gruesos”, los productores “avizoran buenos precios en el trigo y las lluvias llegan en el momento justo para la siembra de la fina”.

El documento desagrega por zonas a Entre Ríos, segmentando productivamente la provincia en norte, sur, este y oeste, con un cálculo económico para las zonas Norte, Oeste, Este y otro para la zona Sur, evaluados en campo propio y con arrendamiento.

Para llegar a la conclusión el organismo tuvo en cuenta el costo medio de labores e insumos por tonelada de grano, que indica “eficiencia técnico-económica” y permite marcar “el nivel de competitividad”.

Los precios de los insumos (semillas, agroquímicos, fertilizantes) tomados para el cálculo son los vigentes durante el mes de mayo, en tnato que las labores están consideradas a valor de las tarifas de servicios de contratistas, con un valor fijo de $1.200 por hectárea.

Para el precio de venta, la Bolsa entrerriana tomó los valores vigentes en mayo de la Bolsa de Comercio de Rosario, precio esperado a cosecha en dólares; con la conversión establecida en el valor del dólar futuro a diciembre de 2018.

También el organismo tuvo en cuenta el rendimiento de indiferencia, que es la producción que cubriría los costos totales del cultivo por unidad de superficie, incluyendo la comercialización y la cosecha, para obtener un margen bruto cero.

El “margen bruto por unidad de superficie” es el resultado económico por hectárea sin incluir los costos de estructura de la empresa, para indicar resultado o eficiencia económica por unidad de superficie.

Asimismo, la entidad provincial tuvo en cuenta el “retorno directo por peso gastado”, que es el margen bruto por cada peso inmovilizado en labores e insumos por hectárea hasta la cosecha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.