e-planning ad    

(03/May/18) La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) alertó que la rentabilidad de los productores de leche y carne bovina ingresó en una fase negativa por el impacto de la sequía en los costos, en especial en la alimentación de ganado.

“En la cadena de la leche, el tambo marcó un rojo alarmante, ya que el precio que se le pagó al productor no alcanzó para cubrir los costos”, indicó un informe de la Fundación.

El tambero recibió $5,76 por litro de leche entregada a la industria el mes pasado, cuando enfrentó más de $6,49 de costos e impuestos, por lo que perdió más de 0,73 centavos por litro de leche producido.

La investigadora de FADA Natalia Ariño explicó que “la sequía provocó aumentos en los costos de alimentación de los vacunos, ya que el precio del maíz y la soja se incrementó, en promedio, 40% respecto de agosto de 2017”.

Para la analista, “bajo la actual estructura de costos, el productor tambero debiera percibir, en promedio, $6,50 por litro de leche vendido para cubrir la totalidad de los costos”; es decir, casi 80 centavos más de lo que hoy le pagan.

El informe de FADA mencionó que “la sequía también generó un rojo en la cadena de la carne: el feedlot (corrales de engorde) perdió $1,21 por kilo de animal en pie, también por el aumento en los granos que conforman las raciones diarias de los bovinos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.