e-planning ad    

(04/May/18) La escalada en la cotización del dólar ocurrida en los últimos días tuvo el lógico y esperado efecto en el precio de los granos, cuyo valor de referencia mundial se fija en moneda estadounidense.

La soja, por caso, subió 6 por ciento en un solo día: según el informe diario de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en el recinto de operaciones las fábricas del Gran Rosario ofrecieron 7.000 pesos por la oleaginosa, 400 pesos por encima del miércoles.

Este viernes el analista Salvador Di Stefano se hizo eco de la situación, especialmente del hecho que «en el mercado de futuro a noviembre vale $ 9.126 la tonelada», y consideró: «el que no captura estos precios y no compra insumos para la próxima campaña está realizando un pésimo negocio inmovilizando la soja en un silo bolsa».

La Bolsa de Comercio de Rosario agregó que “no se descarta que haya podido existir algún margen de mejora para los lotes de gran volumen” y que “los operadores se mantuvieron expectantes durante la mayor parte de la tarde, atentos a las cotizaciones de Chicago y al tipo de cambio”.

Precisamente, más allá del impacto del alza del dólar, el alza de los precios de la oleaginosa tiene otros factores: las lluvias de la última semana que han demorado la cosecha y quitado fluidez a la oferta de poroto para las fábricas procesados, a lo que se suman también lluvias en Estados Unidos que han retrasado la siembra en ese país.

Cereales

Según la Bolsa de Comercio de Rosario, el trigo también ascendió, hasta 5.050 pesos la tonelada. “Los futuros de trigo de Chicago cerraron el día en alza luego de una rueda de compras técnicas y de cobertura de posiciones vendidas por parte de los fondos de inversión. Los grandes especuladores le dan un impulso a los precios del trigo mientras continúan posicionándose comprados en el mercado climático global”, explicó la Bolsa.

En cuanto al maíz, alcanzó los 3.950 pesos para la entrega inmediata. En Chicago, los futuros finalizaron con subas ante las influencias ejercidas por las alzas en el trigo y por el clima seco en Brasil. Fuente: La Voz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.