e-planning ad    

(14/May/18) Un grupo de investigadores del INTA de Balcarce lograron, tras siete años de estudio, modificar el gen que provoca que la papa se ponga negra u oxide, por lo que permitirá mejorar la calidad y su vida útil, como también evitar pérdidas económicas en su producción y en su industrialización.

El director del Laboratorio de Agrobiotecnología del INTA, Sergio Feingold, informó a Télam que “tras siete de investigación hemos logrado modificar el gen de polifenol oxidasa, presente en el cultivo de papa (Solanum tuberosum L.), cuya enzima provoca el pardeamiento enzimático en tubérculos”.

“Es decir -agregó-, que se ponga negra o que se oxiden cuando se los corta y se los expone al aire, como también en el transporte, porque cuando se carga o descarga la papa se golpea y al bloquearse este gen, permitiría que no se oscurezca y no haya desperdicio”.

Según Feingold, “esto permite un gran beneficio para el productor, como para el sector industrial y para la familia en el hogar. Se logra mejorar su valor y calidad nutricional, su sabor y su duración”.

Destacó que se trata del tercer cultivo más importante de la alimentación humana, después del trigo y el arroz. “Con una producción nacional que ronda las 2,43 millones de toneladas de papa al año, el control de este problema permitiría evitar importantes pérdidas económicas para la producción y la industria”, aseveró.

Feingold explicó que “la técnica utilizada fue edición génica, que también se la conoce como ‘tijeras génicas’. En este proceso es que de manera intencional se realizan cambios precisos en el material genético de plantas y animales de consumo, con el objetivo de mejorar su producción y calidad y ambientales”.

El grupo de investigadores del INTA de Balcarce, provincia de Buenos Aires, que trabajó en este proyecto está integrado por Sergio Feingold, Leonardo Storani, Matías González, Cecilia Décima Oneto y Gabriela Massa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.