e-planning ad    

(15/May/18) El consumo de fertilizantes para la campaña fina, contabilizando al trigo y a la cebada, sería récord con casi 1,5 millones de toneladas de las 3,8 millones de toneladas que se comercializan al año en el país, según adelantó a Clarín Rural Jorge Bassi, vice presidente de Fertilizar Asociación Civil, una organización que busca concientizar sobre la importancia del uso racional del fertilizante.

«De todas maneras, para alcanzar un consumo adecuado de fertilizantes todavía falta. Un escalón realizable de mejora (no el ideal) sería sumar otras 600.000 toneladas ajustando azufre, fósforo, pero sobre todo, el nitrógeno», proyectó Bassi durante una presentación en las instalaciones de Fertilizar esta mañana destinada a mejorar el manejo en el cultivo de trigo.

Así, hablando exclusivamente de este cereal, el directivo, quien también se desarrolla como gerente Comercial de Fertilizantes en Bunge, hizo una comparación con los dos principales fertilizantes que se utilizan para el trigo. El productor paga un kilo de urea (nitrógeno) con 2,3 kilos de trigo mientras que durante el ciclo previo la relación era de 2,48.

En cuanto al MAP (fosfato monoamónico), con 2,95 kilos de trigo se paga uno del fertilizante. En cambio, durante la campaña anterior, era de 3,05.

Este repunte que se espera para la siembra de trigo tiene que ver con dos cuestiones que incentivan aún más los productores: las últimas lluvias que se dieron en varias zonas clave que mejoran el perfil de humedad de los suelos lo que implicaría que la superficie del cereal llegaría a las 5,9 millones de hectáreas y se expandería 3,5% en relación al año previo, según los resultados preliminares de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (aunque la entidad advierte que, de darse una situación en la que la evolución climática no acompañe, el área a implantarse caería a 5,4 millones de hectáreas). Y el otro factor determinante es el incremento en el precio del cultivo alcanzando los U$S 246 por tonelada.en la posición Julio 2018 en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba).

Continuando con la presentación, el directivo de Fertilizar hizo mención a que las dosis de fertilizantes por hectárea se habían achicado desde el 2011 (intervención del mercado) hasta el 2016, un año de inflexión para el agro tras la quita de los ROEs y de los derechos de exportación al cereal. Así, durante la campaña pasada se volvió a alcanzar los niveles de 2011, de 200 kilos de fertilizantes por hectárea.

Fuente: Clarin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.