e-planning ad    

(30/May/18) La compañía alemana Bayer consiguió la aprobación de las autoridades regulatorias de los Estados Unidos para la compra del gigante Monsanto, bajo la condición de que venda cerca de USD 9.000 millones en activos, según informó el Departamento de Justicia. Este era el mayor obstáculo para la transacción de USD 62.500 millones.

La desinversión requerida por las autoridades estadounidenses debe «alinearse estrechamente» con las ventas de activos que pide la Unión Europea, de acuerdo a una fuente cercana al acuerdo entre Bayer y el Gobierno en Washington.

En la Argentina ambas empresas tienen presencia importante. La operación, que fue anunciada el año pasado, está en proceso de análisis por parte de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, que a su vez intercambia datos con agencias similares en la región. A nivel local, las compañías tiene solapamiento en varias líneas de negocios.

Makan Delrahim, que encabeza la división antimonopolio del Departamento de Justicia, dijo que las ventas de activos acordadas con Bayer representan «la mayor desinversión jamás exigida por Estados Unidos». En acuerdos con los reguladores en varias partes del mundo, Bayer accedió a desprenderse de la totalidad de sus negocios de semillas de algodón, canola, soja y otras unidades agrícolas y digitales de la industria, además de su herbicida Liberty, que compite con la marca Roundup de Monsanto.

Las ventas de activos de Bayer incluyen negocios de químicos y semillas con ingresos por USD 2.600 millones a su rival BASF. La compañía alemana dijo en un comunicado que esperaba que Bayer y Monsanto comiencen el proceso de integración tan pronto como se complete la venta de BASF, que se espera tome unos dos meses.

El conglomerado ya había anunciado que estaba en vías de

concretar el acuerdo. Si la operación no puede cerrarse para el

14 de junio, Monsanto podría retirar su autorización a la oferta

de compra y buscar un precio más alto.

Bayer ya consiguió luz verde en jurisdicciones como la Unión Europea, Brasil y Rusia. Además de Estados Unidos, aún necesita la aprobación de reguladores de Canadá y México. La semana pasada, Bayer dijo que las sinergias a partir de la fusión con Monsanto estarían unos USD 300 millones por debajo de su cálculo anterior porque tendrá que vender más negocios de lo previsto inicialmente.

Fuente: Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.