e-planning ad    

(08/Jun/2018) Desde Agroindustria informaron que en la localidad cordobesa de Tancacha, se inspeccionó una planta dedicada al acopio y la comercialización de cereales que no pudo amparar “faltantes de mercadería por más de 4500 toneladas de cereal”.

Por este motivo, se la clausuró preventivamente hasta que acredite qué hizo con los granos. Se retuvieron más de 8.300 toneladas de soja, maíz, trigo y sorgo.

A la vez en Oliva, departamento de Tercero Arriba, se inhabilitó una cerealera por diferencias sustanciales entre el stock de planta y los libros oficiales. Se la halló compartiendo predio con una planta de alimento balanceado, situación que prohibe la normativa vigente. Se la inhabilitó de operar y se suspendió la titularidad de 200 toneladas de maíz.

Por otra parte hubo operativos en provincia de Buenos Aires, en Castelli se clausuró una cerealera que desoyó una intimación previa y se retuvieron 450 toneladas de maíz y soja.

En el caso de Tres Arroyos, se clausuró una industrializadora de granos por carecer de matrícula de Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA), por no registrar las salidas a producción y por importantes diferencias entre lo cubicado en planta y los libros oficiales. Se retuvieron 340 toneladas de soja, 1.050 tn de trigo candeal y más de 700 tn de cebada cervecera.

Para concluir, indican desde el ministerio que los operativos tienen la misión de fijar mejores reglas comerciales entre los distintos actores, pero también la de proteger a los productores agropecuarios de las maniobras especulativas de quienes toman el cereal en consignación y luego lo comercializan.

Fuente: Infocampo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.