e-planning ad    

(23/Jul/2018)

La Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario detectó en el paso fronterizo de Salvador Mazza (provincia de Salta) a dos fraccionadores de granos que compartían las máquinas, que deben ser de uso exclusivo de cada operador, y no asentaban los movimientos de mercadería en libros oficiales; por lo que se los inhabilitó y se precintaron las herramientas.

En Salta Capital también fue inhabilitada una firma dedicada a la comercialización de harina de trigo, que no contaba con la matrícula habilitante y comercializaba harinas de un molino de la localidad Cordobesa de Cavanah, que no debía comercializar ni otorgar la representación a un distribuidor mayorista no matriculado en RUCA. De esta manera se procedió a poner bajo interdicción más de 1.200 bolsas de harina.

Mientras que en una cerealera de Cerrillos, se inmovilizaron 390 toneladas de Chía y 90 tn de Sésamo por no poderse determinar la procedencia; en tanto que en Rosario de la Frontera se inhabilitó un molino de harina de maíz por operar sin matrícula.

En el marco de los operativos realizados en distintos puntos de nuestro país, se clausuró una aceitera que operaba sin matrícula de RUCA en Santiago del Estero; se inhabilitó a una empresa procesadora de granos de la localidad cordobesa de Sinsacate, que operaba sin matrícula, suspendiéndose la titularidad de más de 200 toneladas de garbanzo y poroto. Además se retuvo más de 55 toneladas de cebada cervecera, 280 de maíz y 30 de soja a una cerealera de la ciudad pampeana de Santa Rosa, que no pudo acreditar origen y procedencia de la mercadería.

Cabe destacar que la presencia del Gobierno Nacional con tareas de fiscalización en los pasos fronterizos tiene el objetivo disminuir y erradicar maniobras de contrabando que perjudican fundamentalmente a los sectores productivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.