e-planning ad    

(22/Jul/2018) En la Exposición Rural 2018 participan más de 4.000 animales de las mejores razas del país. De este selecto grupo, saldrán los «Grandes Campeones» que serán galardonados con la famosa cucarda en la pista central de Palermo.

Específicamente, las razas bovinas son las que se llevan la mirada de los visitantes. En esta edición se podrán observar las razas británicas (Angus, Shorthorn y Hereford), las razas francesas (Limousin y Limangus) y las dos grandes razas que están en el norte del país (Brangus y Braford). Además, hay razas con menos participación en el stock vacuno del país como Bovino Criollo y Murrey Grey. Este año también se lleva las miradas la raza West Highland, que proviene de Escocia.

Y luego, se podrán ver las razas lecheras, fundamentalmente Holando Argentino y Jersey. Estas dos razas con menos participación que otros años por la crisis del sector que tiene en jaque a los tamberos.

Cómo se elige un campeón

En primer lugar, cuando ingresan los animales a Palermo, se encuentra un jurado de admisión para chequear de dónde vienen los vacunos, la historia sanitaria de cada uno, circunferencia escrotal, engrasamiento, entre otros aspectos.

Luego, se arman las categorías para que cada animal compita en la que corresponde. Y posteriormente, el jurado de clasificación jura a los Campeones de cada categoría y entre estos, se consagra el Gran Campeón de cada raza. En general hay un solo jurado pero en algunas razas juran dos personas y se le agrega un árbitro cuando los mismos no se ponen de acuerdo.

Las categorías de los animales se premian de acuerdo a cada una en particular. Pero se puede mencionar las siguientes: En machos, se divide en Ternero Menor, Ternero Mayor, Junior, Dos Años Menor, Dos Años Mayor y Senior. Y en el caso de las hembras, Ternera, Vaquillona Menor, Vaquillona Mayor, Vaca y Vaca con Cría.

Pero, exactamente, ¿qué observan los jurados para consagrar a los mejores animales de cada raza?

“Hay que desmitificar el hecho de que una persona es un excéntrico eligiendo un animal vistoso. Puede resultar exagerado pero el jurado en la pista de Palermo ejecuta el mandato del consumidor”, afirmó Carlos Vila Moret, director de Registros Genealógicos de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

En el caso de las razas vacunas de carne, los jurados buscan masa corporal donde se destaque la musculatura de los principales cortes de carne (profundidad del cuarto y de las costillas, engrasamiento parejo y precoz lejos de ser excesivo).

“Cuanto más carne tiene el toro, más carne va a tener el novillo hijo de ese toro que será el que va a consumir la gente”, explicó el directivo de la SRA.

En esta línea, el jurado, a su vez, evalúa todas estas virtudes dentro de la carcasa del animal para que logre un fácil desplazamiento.

Por otro lado, cuando los animales llegan a Palermo, ingresan con un peso más elevado de lo habitual. Se debe a que se mide la facilidad de conversión que tiene el animal.

«Cuando uno busca un novillo, busca blandura del engorde y eso se mide por la conversión alimenticia: cuál de los animales come menos y engorda más», apuntó Vila Moret.

Por otro lado, en las razas lecheras se califica las aptitudes maternas, la producción de leche y la calidad (porcentaje de materia grasa que tiene leche).

Fuente: Clarin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.