(08/Feb/2019) El exceso de lluvias registrado durante el mes de enero en distintas zonas productivas del país trajo aparejadas distintas complicaciones para los cultivos de soja y mucho dependerá de cada tipo de suelos. Aquellas plantas con mayor capacidad radicular podrán absorber más nutrientes, sin embargo, según las condiciones de esos suelos también se pueden registrar desbalances nutricionales que finalmente terminen impactando en las plantas. El Ing. Agr. Edgardo Arévalo, Gerente de Desarrollo para Latinoamérica de COMPO Expert lo explica claramente con un ejemplo: “En suelos de casi toda la provincia de Entre Ríos, con sus mayores niveles de Calcio (Ca), es común ver -en momentos de mayor registro de lluvias-, un aumento en la absorción de Ca en relación con otros nutrientes. La misma situación puede apreciarse tanto en el Norte de Córdoba, donde también hay zonas con calcáreo, como en los suelos de todo el norte de la Argentina”, explicó el especialista.

Así, el Calcio es el elemento que más claramente se ve en estos desbalances y afecta la absorción de micronutrientes, con lo cual la planta muestra con una clorosis (hojas amarillentas). “Se registra menor crecimiento, es decir una planta más chica, o de acuerdo con la topografía del terreno, se traducirá en menor rendimiento al estar las plantas intoxicadas”, indicó Arévalo. Además, el especialista de COMPO Expert agregó que “Dado que la planta transpira más el Calcio se acerca a la raíz”, argumentó.

Para estos casos, Edgardo Arévalo indicó que el productor puede usar una mezcla de fertilizantes que balancee los nutrientes de la planta. “Por caso, el Basfoliar soja tiene una concentración de N, Zinc, Hierro, Cobre, entre otros elementos, con una composición muy similar a lo que la hoja requiere, lo que claramente favorece el normal desarrollo de los cultivos”. “Hay zonas de encharcamiento donde no se puede hacer mucho, pero en otras zonas con problemas de implantación, de mala emergencia de plantas, o de falta de oxígeno a nivel radicular que también genera problemas en la absorción se puede recurrir a BASFOLIAR soja”, dijo Arévalo. Para determinar cuándo actuar, hay síntomas visibles porque el producto ve que no hay crecimiento parejo de su cultivo. “La lectura rápida es la desuniformidad del cultivo y también la clorosis de las hojas”, indicó. “BASFOLIAR Soja se aplica con pulverizadora junto al insecticida o fungicida programado y lo ideal es hacerlo en estadío de inicios formación de la vaina cuando se observan las mejores respuestas. Aunque no tenemos datos este año, nuestros ensayos en los años más lluviosos nos permiten estimar respuestas en rendimiento entre el 5 y el 8%”, concluyó el Gerente de Desarrollo para Latinoamérica de COMPO Expert Argentina.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.