e-planning ad    

(21/Feb/2019) Tras operar en baja durante gran parte de la sesión en el mercado de Chicago, la soja logró cerrar con una leve suba de 0,65 USD/Tn. Sin novedades certeras acerca de la reunión entre representantes de Estados Unidos y China, el mercado tomó positivamente los comentarios de Trump respecto a que podría haber más compras de maíz por parte del país asiático. El presidente norteamericano también insiste en que si no se llega a un acuerdo antes del 1° de marzo será flexible con las fechas, lo cual indica que a pesar de su optimismo es muy posible que las negociaciones continúen por algunos meses más. Tengamos en cuenta que la disputa comercial entre ambos países lleva varios meses y podría llegar a un año, lo cual ha perjudicado a los agricultores de este país. Por otro lado, este cambio de fecha mantendría las tarifas que hoy generan discordia sin subas.

Las inspecciones a las exportaciones declinan levemente sus cifras por segunda semana consecutiva, quedando en 1.03 MTM. Los envíos a China llevan una caída acumulada de 0,08 MTM semana a semana. Aun quedamos en espera de más compras de China de productos agrícolas de EE.UU. tanto de maíz como de poroto de soja. Mientras no existan más noticias de las negociaciones continuaremos viendo mercados mixtos sin una guía.

La harina no pudo evitar las pérdidas, ante un negativo escenario técnico, que le hace ceder 0,20 USD/Tn corta. La incertidumbre que nuevamente genera la tensión comercial entre EEUU y la UE hacen que la harina continúe a la baja.

La sensación de que la demanda por la harina de soja se vea afectada negativamente sigue colocando un peso importante en los precios. Los fondos progresivamente han ido acumulando posiciones cortas (vendidas), la volatilidad nuevamente cae a niveles históricamente bajos y las bases se encuentran débiles.

Simplemente no hay ningún tipo de catalizador alcista en este momento que ayude a auspiciar interés de compra por parte de fondos. E l sector comercial/consumidor ha estado activo, escalando compras a lo largo de la caída, pero sin que ello sea lo suficiente como para contrarrestar la venta especulativa. Los comentarios hasta el momento por parte del presidente Trump son favorables con respecto al avance de las negociaciones con China, pero ya el mercado pareciera estar a la espera de resultados concretos antes de reaccionar al alza

Maíz estable

El presidente Trump hizo un comentario el martes. Dijo que “E.E.U.U podría vender a China más maíz de lo que cualquiera podría pensar posible”, lo cual como era de esperar genera un aumento en los precios del maíz. De todas maneras, el comentario del presidente Trump sobre las compras de China de maíz de EE.UU. no es suficiente para que la recuperación del maíz sea de gran magnitud, al punto que la suba que presentó fue de solo 0,40 USD/Tn, demostrando que la caída en el trigo y la falta de noticias concretas en la soja pesan sobre el maíz.

Los comentarios del presidente Trump, sobre un incremento en la demanda de China para maíz, hoy se enfrentan a la debilidad de trigos. El presidente Trump también mencionó en una conferencia el martes desde la Casa Blanca, que las negociaciones con China van avanzando con tono positivo y que la fecha límite del 1 de marzo para el incremento en aranceles, no debería ser vista como una “fecha mágica”, mostrando una postura más flexible para continuar con las negociaciones.

Como resultado, Trump espera que EE.UU. pueda materializar ventas de maíz a China por encima de lo que nadie espere. Dicho comentario ayudó a brindar un soporte puntual al mercado después de la fuerte caída del martes. Sin embargo, la presión de la fuerte caída en los trigos, fue suficiente para opacar la recuperación de maíz, para el cual el mercado espera evidencia más concreta.

Fuerte tropezón del trigo

El trigo sufrió otra dura caída, cayendo 3,30 USD/Tn. Vuelve a ceder con fuerza, sin ningún tipo de noticia que brinde soporte a los precios. Chicago intentó recuperar un poco, pero al parecer la debilidad de Matif más una continuación de la venta técnica por parte de especuladores sigue afectando negativamente a todos los mercados agrícolas. Por un lado, el mercado aguarda el resultado de una nueva licitación de Egipto; no se espera que participe Francia y está por verse si Rusia pueda ganar parte de ella, tomando en cuenta la reciente caída de los precios FOB; Francia ofrece cerca de $236 FOB , Ucrania $238 y Rusia $242, pero con una ventaja de trigo ruso de $6 en fletes.

Jordania vuelve a licitar 120 mil TM para entrega Junio-Julio-Agosto. El sentimiento alcista con respecto a la demanda internacional se ha ido disipando y por ahora simplemente no hay un escenario climático que genere preocupación en el mercado.

Por otro lado, existe la posibilidad de que en el avance de las negociaciones con China se registre una compra sustancial de maíz y quizás trigo. Pero esto es algo que por el momento no está atrayendo interés de compra especulativa mientras todo el flujo especulativo entra en modalidad de eliminar riesgo ante un posible nuevo deterioro en la relación comercial entre los EE.UU. y la UE.

Técnicamente vemos que Chicago, Kansas, Minneapolis y Matif entran en territorio de sobreventa, pero por ahora el momentum continúa apuntando a más debilidad en los precios.

Ya para Chicago no hay referencia de soporte en el contrato de marzo, lo cual nos hace llevarlo a un continuo y la nueva área de soporte se ubica contra el bajo de 476½ cents/bushel registrado el 12 de diciembre del 2017.

Fuente: Clarín

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.