e-planning ad    

(11/Jun/2019) El empresario agropecuario Luis Picat fue elegido intendente de la ciudad de la localidad de Jesús María por el 54% de los votos. En segundo lugar se ubicó la actual intendenta Mariana Ispizua con casi el 36% de los sufragios, quien se presentó en el marco de una alianza entre el PRO y el Frente Cívico de Córdoba.

Picat, quien se postuló por la UCR a través de la agrupación local “Jesús María de Todos”, comenzó trece años atrás a producir cerdos con la meta de transformar en origen la mayor cantidad del grano producido en el norte cordobés.

La granja porcina “El Cebil”, que arrancó en 2006 en la zona de San José de la Dormida con 250 madres, tiene actualmente poco más de 1000 en un esquema de producción de ciclo completo.

Cuatro años atrás Picat comenzó a estudiar diferentes modelos de plantas de biogás -específicamente sistemas de generación de metano a través de la digestión de efluentes porcinos- para evaluar el más conveniente en función de las características del mercado argentino, dado que las unidades “llave en mano” tienen un costo demasiado elevado para el bolsillo local.

Fue así como diseñó una planta de biogás que consiste en un tanque de hormigón con capacidad para recibir 100 metros cúbicos por día de efluentes para producir en forma continua 140 kilovatios/hora (lo que le permite cubrir hasta un 75% del consumo total de energía eléctrica de la granja porcina). En marzo de 2018 la planta de biogás de “El Cebil” comenzó a generar energía eléctrica con éxito.

En 2012, con el objetivo de dar un paso más en la generación de valor local, Luis montó en Colonia Caroya un frigorífico porcino de doble ciclo (faena + despostada) con una capacidad total de procesamiento de 500 animales por día. En 2017 esa industria participó en la experiencia de envío de los primeros embarques argentinos de carne porcina al mercado ruso.

Además de ofrecer servicios de faena a terceros, el frigorífico porcino (Qualitá) abastece de manera directa, con cortes porcinos propios, a negocios minoristas y cadenas de supermercados de las principales ciudades de Córdoba, además de otros centros urbanos de Santa Fe, La Rioja, Catamarca y Mendoza.

También montó en la localidad cordobesa de Candelaria Sud una nueva granja porcina, con una capacidad total de 1000 madres, destinada a producir cerdos en un marco de esquemas asociativos con productores de la zona. Allí los productores pueden emplear el servicio de engorde de capones con la posibilidad, en caso de contar con su propio maíz, de venderlo a la granja con una bonificación adicional sobre el valor “pizarra” Rosario.

El esquema asociativo, además de crear una nueva unidad de negocios porcina, permite a los empresarios de la región transformar sus granos en carne sin la necesidad de inmovilizar capital para lograr ese propósito. El emprendimiento, junto con los otros, tiene como meta consolidar la creación de un gran polo de desarrollo porcino en el norte de Córdoba orientado a generar riqueza a partir de la producción agrícola local.

Fuente: Valor Soja

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.