e-planning ad    

(12/Jun/19) Finalizó el Congreso Internacional TrigAr 2019 y las conclusiones fueron muchas. Sin dudas, uno de los temas más comentados fue el trigo HB4, que Bioceres presentó el año pasado y que aguarda la desregulación para salir al mercado. Es que el evento obtuvo el visto bueno por parte de funcionarios provinciales y nacionales, que remarcaron la importancia de la innovación tecnológica en el cultivo, y ya cuenta con la aprobación del Senasa y la Conabia. De todas maneras, todavía falta la aceptación de la Secretaría de Agroindustria.

Desde el 30 de julio al 3 de agosto de 2018 llega el evento más importante del año, cerrando con la visita a las plantas industriales para descubrir en acción los conceptos teóricos. El Servicio Federal para el Control Sanitario y Fitosanitario de ese país habilitó 28 nuevos establecimientos y amplió las actividades para 135 plantas ya en funcionamiento.

En ese sentido, el ministro de Agricultura y Ganadería de Córdoba, Sergio Busso, opinó que “hay que animarse a discutir y desarrollar” al trigo transgénico. “Hay que hacer un equilibrio entre la transformación, el mejoramiento y la incorporación de tecnología con el desarrollo de los mercados”, consideró.

Por su parte, Leonardo Sarquís, ministro de Agroindustria de Buenos Aires sostuvo que “no hay que tenerle miedo a las innovaciones. La Argentina está a la vanguardia y hay que seguir trabajando por esos lados; todo lo que tenga que ver con innovaciones hay que escucharlo“, remarcó.

En tanto, para el secretario de Agricultura de Santa Fe, Juan Manuel Medina, la innovación del evento “favorece al país”. “Estamos en un quiebre de paradigmas en el agro, todo lo que aporte mayor producción donde podamos tener mucha más estabilidad en cuanto a los rendimientos como en el caso del evento de resistencia a la sequía HB4 favorece”, aseguró.

HB4, por Bioceres. En diálogo con Infocampo, Francisco Ayala (FOTO PRINCIPAL), gerente de Producto de Bioceres, destacó la importancia del evento y enumeró sus beneficios. “HB4 es una tecnología innovadora. Está para ayudar a promover el cultivo de trigo, para lograr mejor estabilidad de rendimiento en las áreas de producción sometidas a sequía pero con potencial, la posibilidad de extender el cultivo a áreas más marginales donde sí tenemos limitantes a la producción todos los años. Un plus que tiene esta tecnología es la posibilidad de incorporar un nuevo herbicida selectivo para trigo HB4 para el control de gramíneas y latifoliadas. HB4 también tiene un componente de tolerancia a suelos salinos“, describió Ayala.

Ayala aseguró que, en la condición de producción actual, “el control de las malezas gramíneas se está volviendo un problema serio”. En ese sentido, consideró que HB4 representa “un impulso para hacer que el cultivo de trigo despegue en cuanto al potencial que tiene para crecer en producción, en calidad“, y agregó que “es el primer paso para hacer que el trigo salga de ese letargo que viene trayendo”.

El evento es un desarrollo 100% argentino, que se realizó en el ámbito del Conicet, y es una tecnología para exportar a otros países. “Desde Bioceres estamos trabajando para obtener la desregulación, no solamente en Argentina sino también en otros países, que pueden ser compradores nuestros pero que también son productores”, adelantó Ayala. Fuente: Infocampo.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.