e-planning ad    

(09/Oct/2019) El trigo HB4 desarrollado por Bioceres podría ser una solución a un contexto climático como el actual. Por eso, mientras la compañía aguarda la aprobación por parte del Estado para la comercialización de esta semilla única en el mundo, continúa con el plan de mejoramiento y desarrollo de materiales de alta performance para las distintas regiones del país.

“Estamos realizando ensayos en la zona núcleo y en el sudeste de Buenos Aires, con la genética HB4. Y a la par, pensamos en poner en práctica el concepto de producto integrado que involucra no solo a la semilla sino la incorporación de tecnología basada en productos biológicos, como bioefertilizantes y Biofungicidas”, explicó Francisco Ayala, gerente de Productos y de Bioceres.

Este nuevo concepto se denomina Ecoseed y apunta a que, con todo este paquete biotecnológico, las características propias del trigo HB4 se potencien y el cultivo pueda ser aún más resistente a malas condiciones ambientales.

En espera

Ayala expresó que siente “algo de lástima como técnico” por las demoras en aprobar este evento biotecnológico. “Estamos desperdiciando un recurso muy importante. Todo este paquete Ecoseed es capaz de aportar una mejora de rendimiento del 20 por ciento en lotes de baja productividad, aquellos que rinden normalmente en torno a dos mil kilos”, describió.

En tierras con mayor aptitud agrícola y potencial de llegar a un rendimiento de entre cuatro mil y cinco mil kilos, la tecnología HB4 no resta rinde e incluso puede hacer ganar un 10 por ciento al cereal.

“Los resultados que vemos en los ensayos son muy contundentes y consistentes. Es una picardía estar perdiendo esta posibilidad. Nuestra estrategia es global, con el objetivo de lograr la desregulación del gen HB4 no solo en Argentina si no en los países compradores”, puntualizó Ayala.

Cabe recordar, en este contexto, que, para la comercialización de esta semilla en sudamérica, Bioceres firmó un Joint Venture con la firma francesa Florimond Desprez, con la que creó la empresa Trigall Genetics.

Sobre los temores que se han reproducido de que una eventual aprobación del trigo HB4 genere un riesgo de que alguna semilla pueda llegar a algún mercado que no acepta variedades transgénicas, Ayala hizo hincapié en que “Bioceres no quiere generar un perjuicio” y por eso propone una “desregulación condicionada”. Para Ayala, con las tecnologías y los medios digitales, la segregación de los cultivos ya no es algo tan difícil de implementar.

“Como vemos que esta tecnología tiene mucho potencial, seguimos avanzando con la generación de variedades y la multiplicación de semillas para cuando efectivamente se logre la desregulación”, concluyó.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.