e-planning ad    

(09/Oct/2019) Pese a la lluvia, los productores rurales se hicieron presentes este martes frente a los Tribunales de Paraná donde manifestaron su por el fallo del juez Virgilio Galanti, el cual admitió parcialmente la demanda que presentaron el Foro Ecologista de Paraná y el gremio docente Agmer y estableció la nulidad -“por inconstitucionalidad e ilegalidad”- de tres artículos del Decreto Nº2.239 que regula la aplicación de agroquímico. Fueron recibidos por el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Emilio Castrillón.

“La idea es que los jueces escuchen”, dijo a Elonce TV el productor Adolfo Weber. “Tengo 70 hectáreas pegadas a una escuela. Algunos productores están muy enojados. El ambientalismo quiere conseguir la aceptación del pueblo diciendo que defienden la salud. Suena muy agradable, pero cuando lo llevamos a la práctica, no es tan sencillo”.

“Quisiera no usar más químicos. Los uso por necesidad, pero esta prohibición complica nuestro trabajo”, expresó.

Tras manifestar que están conformes con el decreto del Ejecutivo provincial, el hombre señaló que “teníamos la esperanza de poder trabajar mientras discutíamos una ley, pero el ambientalismo metió un amparo”.

Acotó que “tengo el campo a 30 kilómetros de Paraná, en el distrito Quebracho. Yo ofrecí el campo al ambientalismo para que vayan a producir y enseñen cómo hacerlo. La escuela está a 30 metros de la esquina del campo”.

Expresó que tiene todo la tierra de su propiedad “afectada” porque “se prohíben todos los productos. No pueden circular máquinas pulverizadoras”.

Finalmente, comentó que los resultados de la experiencia agroecológica que ha implementado en algunas de sus hectáreas “son malos, porque al no poder combatir las malezas y los insectos, los rindes disminuyen muchísimo. Da pérdida que compensamos con los lotes donde aplicamos agroquímicos compensamos”.

Instó a “sentarnos a hablar en serio y sin mentiras, no tomar lo que algunos venden en los medios”, completó.

Afecta a los pequeños productores

Por su parte, María Guadalupe Vivanco, productora de Nogoyá, declaró a este medio que “en el sistema productivo a nivel mundial no hay un plan B. El decreto reciente, ya era súper restrictivo, pero lo recibimos muy bien, porque convocaron a instituciones y organismos idóneos para que lo enriquecieran, porque nos acusaron de cuestiones gravísimas”, lo que “nos genera un daño moral y económico, porque nos deja en situación de quebranto”.

Hizo hincapié en que “son pocos los que tienen grandes extensiones de campo y a ellos no los perjudica, porque les significa un rincón. A los que afecta de lleno es a los productores pequeños. No son terratenientes ni grandes estancieros. Son familias que sostienen la cultura del trabajo, que pide a gritos este país y el arraigo, que es muy difícil. Son los que están todavía haciendo Patria y pagan los impuestos. Cada vez queda menos gente en el campo, no hay conectividad, no hay caminos. Por supervivencia se va a los pueblos, con pobreza. Es muy triste”.

En tanto, Horacio Bauer, de Urdinarrain, dijo a Elonce TV: “Pretendemos volver a la normalidad y la racionalidad. El fallo del juez Galanti no hace más que tratar de despoblar el campo, afectando a miles de familias que viven de esto. Los agroquímicos utilizados correctamente no producen ningún inconveniente”, completó.

Fuente: El Once

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.