e-planning ad    

La tradicional cabaña olavarriense Lomas Pampas realizará el miércoles 15 de septiembre su tradicional remate anual en el predio de la Sociedad Rural de Olavarría, de modo que está ultimando todos los detalles la familia Falabella para que vuelva a ser uno de los espectáculos ganaderos más atractivos de 2021, siempre con el martillo a cargo del azuleño Juan Wallace.

Lisandro Falabella, la cara visible de la familia que tanto trabaja en el día a día para tener los mejores animales Aberdeen Angus, ya sea toros como vaquillonas, fue quien contó a campoindustria.com.ar algunos aspectos del remate que se desarrollará el miércoles en la SRO a partir de las 14.30 horas, con almuerzo americano desde las 12.30 con el servicio gastronómico de Marcelo Sequeira.

“Venimos bien. En realidad, cada vez se trabaja más, porque en todo es así. Hay cosas que llegan y se instalan, como el tema de las filmaciones para que la gente pueda ver los datos, los videos, las fotos de los toros y hagan las preofertas, y todo eso lleva a trabajar más, a invertir más, porque hay que contratar un fotógrafo, hacer videos de los lotes, pintar los toros, hacer un ring de ventas como si vendieran ahí. Es una organización igual pero online, pero es para que la gente pueda ver todo antes de que ocurra el remate. Es un remate anticipado de alguna manera. Por suerte hemos trabajado a tiempo y eso nos permite esta semana previa, que fue perdida para los trabajos por el clima, estar más tranquilos. Igualmente, queda hacer para el final todo lo que tiene que ver con las relaciones comerciales para convocar, que es lo más importante” comenzó contando Lisandro respecto de esta nueva modalidad, a través de Internet, que se ha instalado definitivamente (a partir de la pandemia) para modificar, en parte, la forma de trabajar y preparar un remate que deben afrontar todos los cabañeros.

Pero es algo que también favorece porque ya se va mostrando la calidad de animales que va a haber en el remate…

Sí, por supuesto. Uno trabaja todo el año para tener respuestas durante un rato, una tarde, y ahí se liquida todo. Por eso hay que estar atento a que no quede nadie sin invitar, ser atentos, estar detrás del cliente para que nos acompañe. Una vez que vinieron, los clientes verán si la mercadería les gusta y cuánto están dispuestos a pagar por ella. Es cierto que está el lado positivo y es todo lo nuevo. Desde el punto de vista comercial es más positivo, porque Internet no tiene fronteras. Antes los toros los veía el que venía al remate, y ahora con la página web de Wallace Hnos. llego a cualquier parte del país. Entonces le pusimos un poco de límite, de 500 kilómetros, a los fletes, porque si viene un cliente de Mendoza y se lleva a un toro, entonces con ese flete uno sale pasado. Pusimos ese límite del flete hasta 500 kilómetros.

¿Qué cantidad de animales habrá en pista para que salgan a la venta?

Son alrededor de 58 toros de 2 años Aberdeen Angus PC y 16 toros Aberdeen Angus PC de 18 meses, negros y colorados: 74 toros en total. Y después saldrán a la venta 33 vaquillonas PC hermanas de los toros, todas preñadas con parición el 1 marzo y 54 vaquillonas generales preñadas con el mismo servicio. Son vaquillonas recontra clasudas. Es más, es parte de nuestra reposición que la estamos vendiendo porque “no hay campo”. Es que realmente hace ya 3 años que el campo no se banca la receptividad de antes, porque si tenés 100 vacas entonces estás obligado a ajustar y bajar a 85 vacas. Por eso es que optamos por venderlas, ya que no entran en el campo y está todo puesto a fondo.

Estás obligado a achicar el plantel, algo que le debe pasar a muchos productores…

Sí, tal cual. Cuando te quedás corto, perjudicás a todo el plantel. Después te quedas sin pasto y ves a quién le hacés pasar hambre, y esa factura se paga. Hace tres años que los campos bajaron la receptividad, nosotros estamos en una zona entre Pourtalé y Muñoz, por la ruta 60, y toda la zona es así. Sé de clientes que les pasa lo mismo y han bajado, por lo que no queda otra alternativa que bajar la carga. No alcanza, la mayor parte son campos naturales, porque pastizales naturales bien manejados producen bien, porque son autóctooas y a la vaca le gusta, pero las pasturas también baja la producción. Baja todo parejo, y todo es atribuible al clima.

¿Habrá cabañas invitadas y productores invitados?

Sí. También vendrán como invitadas algunas firmas como Vita, de Santiago Cajén, con vacas y vaquillonas paridas, muy buenas, generales; Daniel Cingolani, que tiene La Vanguardia y es de 9 de Julio, que va a traer 20 vaquillonas Aberdeen Angus PC paridas. Y la estancia La Susana, de Dietrich, con 40 vacas preñadas de invierno, parición marzo, que son vacas bien nuevas.

¿Cómo son los toros que vas a poner a la venta este año?

La calidad de los toros es parecida, porque comparten padres y madres. Tienen apenas 6 meses de diferencia, pero la calidad es la misma. Hay que aclarar que son toros especiales para vaquillonas, unos 25 aproximadamente, y van con flete gratis y los plazos de pago son 60 y 90 días. Y también hay una opción de pago a marzo en kilos de carne. Se fija el precio del novillo en los primeros quince días de septiembre, se congela ese precio, se traduce a precio de carne y se paga en marzo con lo que valga la carne en ese momento.

¿Son toros de calidad, pero rústicos, que se bancan campos duros?

Sí, Son toros con el objetivo para tenerlos en campos duros, para pasarla mal. Están preparados para eso. Al pie de la madre fueron criados así. Durante cuatro meses les damos una ración y un verdeo como para que lleguen gordos y en buen estado a la venta, pero la idea es que produzcan en ambientes duros. Nuestra clientela está ahí, en esa zona precisamente.

¿Cuál es el toro que le gusta hacer a cabaña Lomas Pampas?

Los toros intermedios. Se busca eso en nuestra cabaña, porque al grande no le alcanza la comida, a las crías sobre todo. Al toro muy chico le alcanza la comida, pero te va a dar terneros de pocos kilos. Y nosotros producimos kilos. Está la hacienda chica pero si desteto y el ternero pesa 160, entonces no factura. Vamos a los números y al bolsillo fue poco porque el ternero era liviano. En cambio el toro intermedio, que se puede llegar a adaptar a campos con poco casto, que es rústico y da un ternero de 220 o 240 kilos, ese es el ideal. Porque se la banca en esos campos, se adapta y produce un ternero pesado y de parición fácil, ya que la hija se va a quedar como madre y también se la va a bancar en esos campos. Alguna línea tuvimos para arriba y alguna sangre para abajo, pero vimos otros resultados, destetando a 250 kilos y después pesa 180 en la balanza. Ese ternero quedó para la foto, nada más.

¿Los clientes se van manteniendo en el tiempo?

Felizmente, sí. Tenemos muchos clientes y si bien uno busca cantidad, hay clientes de un toro y la verdad es que me llena de satisfacción atenderlos, porque son de una fidelidad total, y desde hace 10 años que es así. Esa gente vale oro y la cuido muchísimo, porque la mejor forma económica de mejorar un rodeo es a través de un toro que cubre 30  40 vacas. Es la forma más económica de mejorar la sangre. Si en un campo hay vacas sin mucha clase se venden todas y comprar vacas nuevas es impracticable, pero con un buen toro, que las cubra, el productor se asegura que el ternero va a ser mejor que ellas. El criador chiquito, con pocas vacas pero que las cuida, hace eso, y tenemos muchos criadores que compran de a un toro. Se nota que la inversión le reditúa y cada año va mejorando sus terneros.

A cuidar a esos productores chicos entonces…

Por supuesto!. El productor más chico es el que más te mide, porque el productor grande echa los toros al campo y ya depende de lo que le diga el puestero o el encargado, pero no los conoce más. En cambio el productor chico está más encima del rodeo y ve los resultados, son más visibles. Inclusive los puesteros son los mismos clientes que tenemos en Lomas Pampas. Los nuestros son toros accesibles y el mejor ejemplo de que funcionan lo dan esos productores chicos, porque si ellos lo pueden comprar es porque se cuidan en otras cosas. Es una inversión que andando bien te tiene que durar entre 4 y 6 años. Después pueden ocurrir accidentes, el toro se puede quebrar o morir, pero en teoría debe funcionar 4 o 5 años, y si lo usa bien le da 120 terneros. Y si le agrega valor a esos terneros, se recontra pagó solo ese toro.

Ver orden de ventas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.