e-planning ad    

POR EL LIC. FERNANDO DIRAZAR, COLUMNA ECONOMICA ESPECIAL PARA CAMPOINDUSTRIA. Como todo el mundo sabe, las elecciones de las PASO 2021 han sorprendido positivamente. Muy poca gente esperaba un resultado tan aplastante de la oposición. El partido de Juntos ha ganado por un amplio margen en todo el país y eso no lo esperaba nadie.

Como había anticipado en la nota de la semana anterior (el 8 de septiembre), iba a ser festejado por el mercado argentino en el que los bonos argentinos tuvieron una leve recuperación y las acciones argentinas que cotizan en Estados Unidos subieron un promedio que va entre el 7 y el 10 por ciento en dólares.

Si bien esta reacción fue buena, personalmente esperaba una reacción mayor, es decir una suba más cercana al 15 o 20 por ciento de las acciones argentinas, que no se dio pero el motivo por el que no se dio fue porque los mercados están con cautela.

Porque si bien las PASO fueron a favor de la oposición y eso –en teoría- ayuda a la economía del país y cambia quizá el panorama a mediano plazo, los mercados aún están expectantes y preocupados por las negociaciones que el gobierno actual tiene que encarar dentro de diez o quince días con el Fondo Monetario Internacional para tratar de evitar un nuevo default, en término de deuda.

Ese es el motivo por el cual los mercados festejaron, pero de manera cautelosa. Y los próximos días, y semanas, el mercado va a estar expectante justamente por la decisión que el gobierno pueda llegar a tomar en torno de la deuda y también por las económicas políticas que va a definir de cara a las próximas elecciones del 14 de noviembre para tratar de revertir la situación.

En el ámbito del dólar, que es un tema que le preocupa mucho a la gente, también había dicho la semana pasada que una derrota del partido del gobierno iba a dar una calma cambiaria. Y fue lo que pasó. Porque el dólar, el lunes, tuvo una leve baja; el dólar blue bajó 3 pesos, en tanto que los dólares financieros –si los medimos con acciones- han bajado también un 2 por ciento y si los medimos en bonos se mantuvieron estables.

Pero creo que de cara a noviembre, cuando se realicen las elecciones definitivas, va a haber una tranquilidad cambiaria y al dólar no lo vamos a ver disparándose. Esa es mi opinión. Y ya después de noviembre vamos a tener, tal vez, una suba estacional de fin de año que siempre ocurre. Se da a fines de noviembre o principios de diciembre, donde el tipo de cambio tiende a subir.

En conclusión, es una buena noticia para el corto y mediano plazo que el Congreso va a estar dividido, que no va a haber mayoría del gobierno actual, y a eso el mercado lo ha festejado aunque con cautela. Precisamente con cautela por lo que mencioné anteriormente, ya que todavía hay preocupaciones del presente y del futuro financiero y económico del país.

(Por Fernando Dirazar. Lic. en comercialización, especialista en mercado de capitales. Director de Del Sur Capital Markets. WWW.DELSURCAPITALMARKETS.COM fernandodirazar@gmail.com. IG @delsurcapitalmarkets).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.