e-planning ad    

Pasó la 34ª edición de la Exposición Nacional de Hereford y Shorthorn por la Sociedad Rural de Azul y todos quedaron conformes. Muy conformes. Desde la dirigencia de la SRA, representada por su presidencia Juliana Romat, pasando por los directivos de las asociaciones argentinas criadoras de ambas razas (Alejandro Ferrero y Alejandro De la Tour), el presidente de la Sociedad Rural Argentina (Nicolás Pino), los organizadores (representados por Agustín Arroyo, gerente ejecutivo de la Asociación Argentina Criadores de Hereford), los productores y los compradores. VER GALERIA FOTOGRAFICA Y VIDEOS (2) AL FINAL DEL INFORME.

El balance fue altamente positivo, porque se desarrolló el sábado 18 la jura de clasificación y el lunes 20 la venta de los reproductores y vaquillonas, con precios que estuvieron realmente en el más alto nivel. Para destacar, el Gran Campeón Hereford se vendió en 1.300.000 pesos: el toro de la cabaña Don Rodolfo (de Mario Sívori, de Carmen de Areco) fue para La Punala SA –que compró en comisión Esteban Valdez, de la consignataria azuleña encargada del remate-, luego de que el martillero Enrique Adrogué (de la firma Ganadera Azul SRL) lo abriera en 800 mil pesos.

Chevrolet, auspiciante desde hace años de la Asociación Criadores de Hereford. También estuvo presente en la Expo Nacional de Azul.

Si hay algo negativo de esta Exposición Nacional que se inició el 16 y finalizó el 20, fue que sólo el 30 por ciento de los animales que se presentaron en la jura de clasificación salieron a la venta (y no todos se venden, como pasa generalmente) y eso es algo que lamentó, precisamente, el martillero Enrique Adrogué quien hizo un severo llamado de atención para analizar el futuro de las exposiciones.

“Hay que ver si los productores quieren traer sus animales sólo para mostrarlos, porque si es así las exposiciones nacionales planteadas como están no sirven. Tenemos que analizar seriamente esto, porque a la venta salen pocos animales y los compradores, que vieron los animales en la jura de clasificación, luego vienen a la venta y resulta que esos toros no están. Eso es algo que no está bien”, analizó Enrique.

El remate se realizó en la mañana del lunes 20 en la pista de la Sociedad Rural con 55 reproductores, machos y hembras, con plazos de pago a 90 días. Los precios que se registraron fueron los siguientes: en vaquillonas, Polled Hereford, Pura Registrada, se dio un mínimo de 115.000 pesos y un máximo de 140.000, con un promedio de $127.750 pesos.

En toros Polled Hereford, Puro Pédigree, el Gran Campeón se vendió en 1.300.000 pesos, mientras que en Puro Registrado el mínimo fue de $220.000 y el máximo de $480.000, por lo que el promedio fue de $286.670. En tanto que en Shorthorn, en toros PP, el mínimo fue de $290.000 y el máximo de $310.000, con un promedio de $300.000, con un mayor protagonismo de Hereford en cuanto a cantidad de ventas, donde Shorthorn estuvo representada con animales de excepción de la cabaña Doña Angélica. Entre los compradores estuvieron El Talar (Córdoba), Agropecuaria Montecarlo, Santa Ana y Néstor Murillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.