e-planning ad    

ROSARIO.- La situación de violencia que se vive en esta ciudad quedó expuesta, una vez más, en una balacera contra el local de una firma comercial. Los ataques ya no quedan relegados a barrios periféricos, sino que los disparos se escuchan en centro rosarino. Eso pasó con los atentados contra un restaurante y un local de comidas rápidas. Y volvió a ocurrir anoche, cuando fue baleado el frente de la empresa Ganados Remates SRL.

Motociclistas se detuvieron frente a la fachada de esa compañía agropecuaria y dispararon, al menos, ocho veces. Ese ataque se registró en San Juan al 900. Más allá de los impactos de bala, en el local quedó otro testimonio de la intimidación: un cartel con la exigencia de $ 100.000 por semana a cambio de no continuar con los ataques a esa empresa. Ese mensaje mafioso lleva una firma: Los Monos.

La banda narcocriminal diversificó sus actividades para maximizar las ganancias ilícitas y tomar mayor poder territorial. La venta de drogas es para ese grupo solo uno de sus negocios ilegales. Las extorsiones, en sus diferentes variantes, forman parte del menú de a banda manejada por Máximo Ariel Cantero, alias Guille. Detenido en el penal de máxima seguridad de Marcos Paz y con condenas que suman penas a más de 100 años de prisión. el más famoso narcocriminal es apuntando por los investigadores como principal sospechoso de los ataques que conmueven a Rosario.

Uno de los locales gastronómicos baleados en los últimos días, Jorgito Jr.

Uno de los locales gastronómicos baleados en los últimos días, Jorgito Jr. fue protagonista de una coincidencia que unió el nombre del local con el de la familia Cantero en una fotografía que se viralizó en las redes sociales. En octubre pasado visitó esta ciudad el cantante L’Gante y se retrató, al lado de Ariel “El Viejo” Cantero, con una camiseta que llevaba la publicidad del local Jorgito Jr.

Los Monos fueron responsabilizados por otros ataques que buscaron generar conmoción pública. Guille Cantero fue condenado como autor intelectual de las balaceras contra el edificio de judiciales y viviendas de magistrados. Tras esa sentencia, se repitieron los atentados, con las mismas características, pero blancos diferentes. Fueron baleadas en las últimas semanas también estaciones de servicio, incluso con el insólito atrevimiento de atacar el lugar que vente combustible frente a la jefatura policial de Rosario.

Además de los disparos, en el local agropecuario se encontró un mensaje mafioso firmado por Los Monos.

Mientras continúan los ataques mafiosos también se incrementa el número de asesinatos. En solo 24 horas se registraron aquí cuatro muertes violentas. Pasado el mediodía del viernes, la policía encontró, en un descampado de la zona norte de la ciudad, los cuerpos de un hombre y una mujer asesinados a balazos. Las víctimas, según el primer informe de los investigadores, tienen varios impactos de balas en sus cuerpos. De acuerdo con los primeros informes, los cuerpos fueron hallados alrededor de las 13.35 en la zona de calle Suárez y colectora de avenida de Circunvalación, en la zona norte de Rosario. (Fuente: La Nación).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.