e-planning ad    

(10/Nov/16) Las nuevas precipitaciones registradas en los distritos del noroeste complicaron aún más la situación de los campos y los caminos, muchos de los cuales se encuentran completamente anegados. En los últimos dos días cayeron unos 40 milímetros que no ayudaron al complejo panorama actual. Si bien los jefes comunales de las ciudades afectadas son optimistas al considerar que «lo peor ya pasó», aseguran que deberán esperar un tiempo considerable para entender y contabilizar la magnitud de los daños.
Por el momento, preparan una nueva reunión para la semana próxima con el fin de evaluar el impacto de las obras por venir y analizar la problemática en conjunto. «Atrás quedaron los titulares de la ‘guerra por el agua’, ahora sabemos que debemos unirnos si queremos buscar una solución definitiva», dijo a DIB el intendente de Rivadavia, Daniel Reynoso.
El lunes los jefes comunales de las regiones afectadas tuvieron un primer encuentro con el diputado nacional Sergio Buil, en la que comenzaron a buscar soluciones en conjunto. El intendente de General Villegas, Eduardo Campana, señaló que «si bien las últimas lluvias nos han tratado bastante bien», debido a que la intensidad y magnitud no fue la esperada, sostuvo que los 45 milímetros que cayeron en las últimas horas complicaron sobre todo la situación de los caminos, que de a poco empezaban a mejorar.
«Seguimos teniendo mucha agua, y aún la situación es complicada: tenemos unas diez familias que permanecen evacuadas porque sus casas no están en condiciones para que regresen, por lo que ahora estamos reubicándolas en lugares con mayores comodidades», indicó. Por su parte, el coordinador de Defensa Civil local, Juan Pablo del Vecchio, agregó que se encuentran monitoreando que «no queden aisladas las localidades de Santa Regina y Santa Eleodora». Y añadió: «Hasta ahora se puede llegar a ambos pueblos, pero si sigue lloviendo, o si sigue entrando más agua del norte, de Córdoba o Santa Fe, la situación se complicará».
Su par de Carlos Tejedor, Raúl Sala, señaló que por los 30 milímetros que cayeron la noche del martes y los otros 45 que habían caído antes, la laguna La Hoya siguió incrementando su caudal, por lo que se encontraban tratando de drenar el agua, aunque el peligro de desborde es inminente. «Sabemos que no hay forma de evitar el ingreso de la gran masa de agua, es más lo que entra que lo sale, y ese es un grave problema», dijo.
«La Laguna La Hoya sigue creciendo, está sobrecargada y no dio resultado el uso de tres bombas para evitar el desborde», agregó. En ese sentido, dijo que el 60% de los campos se encontraban inundados, mientras que de las cinco localidades del partido, Tres Algarrobos sigue siendo la más complicada. En Florentino Ameghino, en tanto, de acuerdo con el intendente local Calixto Tellechea, el 50% del territorio se encuentra seriamente comprometido por el agua.
«Anoche (por el martes) cayeron 25 milímetros. Y hoy (por ayer) uno de nuestros principales problemas son los caminos para el lado de Carlos Tejedor, que no dejan salir la producción de los tambos». En ese sentido, dijo que productores tamberos del partido empezaron a preparar masa de muzarela para evitar tirar la leche que no pueden sacar de los tambos. Por último, el jefe comunal de Rivadavia señaló que para esta semana espera que ingrese el mayor caudal de agua. «Estamos trabajando en la contención de los caminos y nos estamos preparando», finalizó. Fuente: DIB.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.