e-planning ad    

(25/Nov/16) En el marco del debate por la modificación de la ley de semillas, que se realizó esta semana en la Comisión de Agricultura en Diputados, el vicepresidente de Gensus, Santiago Casares, aseguró que el sector «sin tecnología no tiene vida en el país». Sucede que en la actualidad a nivel mundial se emplean eventos de dos generaciones de mayor grado que los utilizados en la Argentina, por lo que la producción local pierde competitividad.

El cultivo perdió competitividad. El sector reclama más tecnologías para el país.
El cultivo perdió competitividad. El sector reclama más tecnologías para el país.

«El algodón es un cultivo social, ya que hay miles de minifundistas en Chaco, Formosa y Santiago del Estero para los cuales es una forma de sustento» destacó Casares, y explicó que hace tiempo que se registra una fuerte reducción de la siembra en el área agrícola nacional a causa de «un estancamiento en la mejora de la tecnología aplicada al cultivo, un bajo precio de la fibra y por la devolución de la rentabilidad a los cultivos que compiten por la superficie a través de la quita o reducción de las retenciones, lo cual es absolutamente subsanable y debe ser el objetivo de la nueva ley de semillas».

El dirigente denunció que la participación de la semilla fiscalizada por parte del productor algodonero representó en los últimos años entre el 12% y el 14% del total de la superficie sembrada, por lo que el resto resulta semilla deslintada y procesada en forma irregular en solo cinco lugares para uso propio y bolsa blanca. «Es una situación sensiblemente peor que la del trigo o la soja», se quejó, y pidió que se «brinden condiciones para que los semilleros hagan contratos de licencias de largo plazo con empresas desarrolladoras internacionales, en los términos en que ambas partes crean beneficiosos». Fuente: CRA/Revista Chacra.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.