e-planning ad    

(09/Abr/18) El Ministerio de Agroindustria oficializó hoy la reducción del peso mínimo de faena, desde 300 a unos 270 kilos, para las categorías más jóvenes de las hembras, de modo de facilitar a los productores la venta de esos animales en estos meses críticos de sequía.

La excepción a una normativa de 2007 que establece un peso de base para que los bovinos sean enviados al frigorífico para evitar la faena de animales muy jóvenes y de poca masa corporal, fue definida por la resolución 66/2018 de la secretaría de Agricultura, publicada en el Boletín Oficial.

A partir de esta norma, y por un plazo de tres meses, sólo “se sancionará la faena comercial de animales bovinos de las categorías mamones y terneros (hembras) cuyo peso de res con hueso lograda sea inferior a 143 kilos”, que es equivalente a unos 270 kilos cuando los animales están en pie.

“Como es de público y notorio conocimiento, se produjeron déficits hídricos acentuados en las zonas de mayor producción ganadera de nuestro país”, indicó la norma, que suspendió temporalmente el peso mínimo de faena de 300 kilos por animal en un periodo que va del 1° de abril al 30 de junio próximo, La iniciativa había sido propuesta por el propio Ministerio de Agroindustria en la última reunión de la Mesa de las Carnes, que encabezó el presidente Mauricio Macri hace unos días.

Entre una serie de anuncios para paliar los efectos de la sequía, en esa reunión se anticipó esta excepción para las categorías más jóvenes de las hembras, que ahora podrán enviarse al matadero con menor peso.

Debido a la falta de pasto para alimentar a los bovinos en el campo, “los productores agropecuarios se encuentran ante la necesidad de evacuar la hacienda -sobre todo a las hembras-, y en muchos casos debe ser irremediablemente remitida a faena con pesos inferiores a los establecidos”, explicó la normativa.

Ante la avalancha de ventas de animales jóvenes, los precios de los terneros y terneras han sufrido un ajuste a la baja muy pronunciado en las últimas semanas.

En medios oficiales se considera que esta decisión ayudará a los ganaderos a defender el valor de su producción, y no verse obligados a vender sus terneras a un feed lot para completar allí el peso mínimo requerido.

La otra opción para los productores era hasta ahora mandar esas terneras directamente a faena, pero exponiéndose al riesgo de que no cumplan con el peso mínimo y recibir una multa de $10.000 por cada infracción a la norma que ahora se flexibiliza.

De todos modos, la propia resolución ratifica que esta excepción tiene fecha de vencimiento a fines de junio, y que a partir de allí volverá a aplicarse con todo rigor la Resolución 68/07, que establece los kilajes mínimos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.