e-planning ad    

(31/May/18) Finalizando una campaña gruesa complicada en primera medida por sequía, y ahora enfrentando una cosecha con excesos de agua, los productores ponen su mirada en la campaña fina. “Si se recuperan los perfiles y continúan estos precios, se va a sembrar trigo hasta en la banquina”, pronostica el gerente de Desarrollo de Producto de Nidera en la provincia de Buenos Aires, Javier “Chiqui” Latorre, quien recuerda que en la última campaña el rinde promedio fue de 32,2 quintales por hectárea con una baja del 1,3% producto de excesos de agua, temperaturas más cálidas y presión de enfermedades como roya amarilla. Para este año, Nidera Semillas afrontará el desafío con un portfolio que abarca unos 6 materiales entre novedades y clásicos. Aunque el foco estará en lo que Latorre llama “el tridente ofensivo”, compuesto por los Baguette 750, Baguette 680 y Baguette 450. “Los Baguette 680 y Baguette 450 son dos grandes lanzamientos”, detalla Latorre, quien además adelanta que para la próxima campaña preparan como novedad el Baguette 620.

El Baguette 750, explica, parte de la necesidad de tener un trigo Grupo 2 de Calidad con buen comportamiento frente a enfermedades. “Es un trigo de ciclo intermedio-largo que puede abarcar toda la provincia de Buenos Aires. Hay que prestarle mucha atención al momento de siembra, que recomendamos sea lo más temprano posible, porque debe cumplir ciertos requerimientos de frío. En el sur, entre las dos fechas patrias del 25 de mayo y 20 de junio. Cuando te vas hacia la zona central, recomendamos que sea desde el 10 de mayo hasta el 10 de junio. La densidad justa es de entre 280 y 300 plantas por metro cuadrado. En cuanto a fertilización, es un trigo de alto potencial que requiere de 27/30 kilos de N por tonelada producida”, detalla.

Asimismo, Latorre destaca del Baguette 750 su gran estructura de planta, el buen comportamiento sanitario y su peso hectolítrico de 79,5.

680 y 450

En cuanto al Baguette 680, el especialista remarca que es un Grupo de Calidad 2 y ciclo intermedio, de entre 124 y 154 días a madurez fisiológica. Las zonas óptimas para implantarlo son provincia de Buenos Aires, sur de Córdoba y sur de Santa Fe. “Tiene una gran adaptación con bajo requerimiento de frío, lo que permite una fecha de siembra más flexible. En el sur de Santa Fe podés sembrarlo desde el 1 de mayo hasta la primera semana de junio. Cuando te vas más abajo, en la Cuenca del Salado (Colón, Rojas, Pergamino, Chivilcoy y Salto) podes empezar desde el 10 de mayo hasta fines de junio, abarcando un abanico de 50 días.

Mientras que en el Sur, debajo de la Cuenca del Salado, comienza en los últimos días de mayo y podes meterte quizá en la primera semana de julio. Por último, en la sub zona 4 de alto rendimiento, sería a mediados de junio la fecha óptima”.

Ya centrándose en las características principales del Baguette 450, Latorre describe que es Grupo de Calidad 1 con alto nivel de proteínas y un peso hectolítrico de 80. “Es un trigo donde hay que manejar muy bien los tiempos de siembra, porque al ser ultra corto no te podés adelantar mucho en la fecha. En la zona triguera IINorte (sur de Santa Fe y sudeste de Córdoba), es para sembrarlo en el mes de julio. En la V Norte (centronorte de Córdoba), abarcaría desde el 15 o 20 de junio hasta todo julio.

Mientras que en el sur de Buenos Aires todo julio hasta un poco de agosto. Si venís de una soja que la cosechaste tarde, este es un trigo ideal para sembrarlo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.