e-planning ad    

Casi seiscientas cabezas fueron las que se vendieron en el remate mensual de la firma cordobesa Alfredo S. Mondino, este martes 19 en el predio de la Sociedad Rural de Olavarría, con un excelente encierre a cargo de Ezequiel Hourcade -representante olavarriense de la consignataria de Del Campillo- y su equipo, con muy buenos precios que se dieron a partir del martillo del tandilense Julián Bicondoa. VER VIDEOS (2) Y GALERIA FOTOGRAFICA AL FINAL DEL INFORME.

Con la invernada firme como siempre -aunque hubo poca cantidad, tal como se preveía- y con precios sostenidos en el gordo, se dio un remate sumamente ágil para el que llegaron varios compradores de la zona. Como la vacunación comenzó hace poco, precisamente el 11 de octubre, entonces era previsible que no hubiera tanta cantidad de invernada, fundamentalmente terneros livianos, y así fue. Estos terneros, más livianos, seguramente aparecerán entre noviembre y diciembre, después de la vacunación contra la brucelosis.

MARCELO MARCHETTI, EN PRIMER PLANO, Y ALEJANDRO COBINI, MIRANDO UNO DE LOS CORRALES. MARCHETTI FUE DE LOS MAXIMOS COMPRADORES.

Lo que sí salió a la venta en mayor cantidad fueron novillos pesados y terneras muy buenas (entre 215 y 270 kilos, más un lote de cuatro vaquillonas de 318 kilos), aunque entre los terneros lo más liviano fue de 217 kilos: hubo un lote espectacular, de 20 animales, por los que Demarchi pagó 50.500 pesos ($232,71). El resto de los corrales anduvo por encima de los 240 kilos.

FEDERICO FERNANDEZ Y NICOLAS LAFONTAINE, EN PLENA CHARLA, ANALIZANDO LOS PRECIOS SEGURAMENTE.

En tanto que en gordo hubo poquísima vaca conserva -algo que también era de esperar a esta altura del año- y mucha vaca gorda, buena, que hicieron buenos precios. “Compré bastante, es cierto, pero los precios estuvieron altos también” comentó a la pasada el marplatense Marcelo Marchetti, quien se llevó 172 cabezas (entre gordo e invernada) para él y para algunos clientes.

Es decir, fue el máximo comprador de este remate. Antes de comenzar -se inició a las 11.10 horas- había comentado “vamos a ver qué me dejan comprar”, pero fue él quien dominó la mayoría de las pujas con sus colegas, entre los que estaban el pehuajense Jorge Franco (se llevó alrededor de 25 cabezas), el chillarense Alejandro Cobini (alrededor de 35 cabezas).

En tanto el pampeano Enrique Larrouy (compró 42 cabezas, entre vacas que pagó un promedio de $120 el kilo vivo y toros por los que pagó un promedio de $160), el rauchense Federico Fernández (7, entre las que hubo un lote de toros que pesaron 682 kilos y pagó a razón de $169) y el azuleño Nicolás Lafontaine (compró 37 vacas para la firma Conacín), así como el olavarriense Néstor Auzmendi. El que estuvo presente, también, pero se fue sin comprar nada fue el bahiense Fabricio Jarque, que apenas Julián Bicondoa terminó con la venta de gordo emprendió el regreso.

Cuando comenzó la venta de invernada aparecieron otros actores para levantar la mano, más allá de que Marcelo Marchetti se llevó cinco corrales, pero fue Demarchi -compró en comisión, que estuvo a cargo de Nacho Urruty, integrante del equipo de Ezequiel Hourcade- el que comenzó dominando las compras, mientras que El Puntano (también en comisión) se quedó con un excelente lote de cuatro terneras de 240 kilos por las que pagó $51.500 por cada una ($).

En machos, entonces, lo más liviano fue ese lote mencionado de 20 terneros de 217 kilos, mientras que los que pesaron alrededor de 240 kilos se pagaron 45.000 pesos ($187,50) y los de 257 kilos anduvieron entre 219 y 226 pesos el kilo, en tanto que todo arrancó con un lote de 15 novillos excelentes, de 352 kilos, por los que Demarchi pagó 78.500 pesos ($223,01) y un corral de 13 MEJ por los que Marchetti se llevó pagando 55.000 pesos ($166,16).

En hembras los precios también estuvieron más que sostenidos: el más liviano fue un lote de 15 terneras de 215 kilos por las que Demarchi pagó 50.000 pesos ($232,55); ya un poquito más pesadas, de 230 kilos, anduvieron entre 225 y 230 pesos; ya vaquillonas entre 270 y 290 kilos se pagaron a razón de 185 pesos, mientras que las pesadas (hubo un lote de 5), de 318 kilos, Marchetti las compró en 65.500 pesos ($205,97).

En el cierre hubo una vaca parida, con ternero “muerto”, por la que Julio Bucciarelli abonó $85.000 (“Si fuera lo que pisa, eran 42.500 pesos, así que el precio está correcto” dijo el productor olavarriense mientras se retiraba de la SRO).

Precios. Estos fueron los precios que se registraron en gordo: novillos, mínimo $174 y máximo $191. Vaquillonas: $155 / $173. Toros: $115 / $169. Manufactura/conserva: $96 / $120. Vaca buena: $135 / $157.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.