banner_NHF_220x110

Néstor Hugo Fuentes, a corazón abierto: “Despertar a la madrugada y escuchar los balidos es mi vida”

Hace cinco décadas que es martillero. Su padre era librero, pero a él le gustaban el campo y las vacas. Las vueltas de la vida lo llevaron a cumplir ese objetivo, aunque tuvo que pasar momentos duros, feos, que lo hicieron comenzar otra vez. Sigue siendo feliz martillando, entre las vacas, y el sueño que siempre tuvo se cumplió con la llegada de Benjamín. Una charla mano a mano en la que contó su vida.

Coberturas 13 de abril de 2024 Darío Fariña Darío Fariña
NESTOR HUGO FUENTES

POR DARIO FARIÑA. Se transforma el hombre. Se lo ve serio, demasiado por momentos, como manteniendo cierta distancia, pero en el fondo es distinto. Seguramente. Así lo deja translucir cuando sube al carro, toma el micrófono y comienza a rematar. Allí desata la pasión que tiene adentro y es otro Néstor Hugo Fuentes.

Estuvimos cubriendo Destetes del Natural, del 4 al 6 de abril, en el predio que la firma NH Fuentes SA posee en General Acha, provincia de La Pampa, y pudimos ver el remate pero también pudimos hablar, mano a mano, con este hombre que cumplió 69 años el lunes 8 de abril, así que se hizo como regalo un verdadero rematazo.

tn_IMG_20240405_181350909

La charla con campoindustria.com fue el viernes por la tarde, cuando ya faltaba poco para terminar el encierre y Néstor estaba tranquilo, distendido, con ganas de hablar, pese a que estaba a punto de subirse a la camioneta e irse a su casa, que está ubicada dentro del mismo predio. Un paraíso, en realidad. A cinco minutos de la ciudad, rodeado de mucho verde, con los corrales ahí nomás. Y se nota que disfruta de lo que hace, de sus días con Gabriela Iturrioz, con quien tuvo a Benjamín, su cuarto hijo, de ocho años.

tn_IMG_20240406_101116907_HDR

“Sacar sonrisas está complicado hoy en la ganadería. Esta es una zona una zona árida, semiárida, que siempre ocurren estos periodos de sequía y este volumen (de hacienda encerrada, más de 7.500 cabezas) es producto de la sequía. Se va el ahorro de dos años de vaquillonas y terneras para hacer las próximas madres, se van en estos remates” comenzó diciendo Néstor, sentado en uno de los bancos de troncos, para terminar contando prácticamente toda su vida.

tn_IMG_20240405_173725400

¿Y cómo se hace después para recuperar eso?

No hay nada más que tiempo. Tiempo y descapitalización y que el pequeño productor quede fuera del sistema.

Sí, porque después hay que volver a capitalizarse y no es lo mismo...

Y no hay capitalización externa, es propia únicamente, así que la realidad es esa. Cada período de sequía arrastra a pequeños productores a que salgan del sistema. En alguna época siempre se habló de que podría haber algún estado o alguna banca que pudiera entender los tiempos del proceso de cría y financiar, pero es imposible. Está visto que es imposible.

tn_IMG_20240405_181522051

¿Cuándo arrancó como martillero? ¿Cómo? ¿Por qué?

Yo soy martillero desde los 19 años. Arranqué vendiendo muebles y útiles. Siempre me gustó la ganadería, pero no vengo de una familia ganadera. Estuve buscando trabajo en alguna empresa ganadera. No fue fácil, pues las trayectorias de los martilleros y de las empresas generalmente están vinculadas a los apellidos, a las familias. Así que empecé a trabajar de martillero haciendo remates de muebles, útiles, herramientas, como una inmobiliaria urbana, vendiendo un campito, una casa. Así empecé, hasta que un día recibí una visita de una casa consignataria de General Campos, Casa Martocchi, de una familia tradicional. Tenía 85 o 90 años de actividad y me invitó a que trabajara para ellos.

tn_IMG_20240405_181451361

Ese fue el comienzo de la nueva etapa…

Sí. Y ahí hice mis primeras armas como martillero de hacienda. Sería del año ´87/´88. Luego fui representante de ellos y martillero, aquí en Acha, y martillero en Acha y en Abramo, un pueblo que queda al lado de Bernasconi, por la ruta 35. Hasta que en el año ´95 decidimos independizarnos después de una gran sequía que hubo. Martocchi fue una casa extraordinaria para nosotros, de una gente excelente, que nos permitió aprender, nos permitió crecer. Pero su giro más importante estaba vinculado a la agricultura, a la cosecha de trigo fundamentalmente, de todo el sur de la provincia de La Pampa y oeste de provincia de Buenos Aires. Fueron cinco años sin lluvias, con pérdida de cosechas, que la casa lo sintió financieramente. Entonces llegamos a un acuerdo con los patrones, yo me quedé con esta feria de Aacha y empezamos a trabajar como Néstor Hugo Fuentes.

tn_IMG_20240405_181622812

Un desafío grande, ¿no?

Un desafío muy grande. Fue en junio del ´95. Empezamos a trabajar allí con muchas dudas y el primer remate la gente nos tapó con 4.000 terneros. Quedó claro que confiaban en nosotros, que no teníamos mucho respaldo y empezamos así. En 2007, 2008 y 2009 fueron años terribles para toda esta zona oeste y sudoeste de La Pampa, se perdió entre el 30 y el 40 por ciento de la ganadería en La Pampa. Se perdieron 400, 500, 600 productores chicos que operaban en la zona. Fue la sequía más grande de la historia y la liquidación más grande de la historia. Un rollo de pasto costaba tres vacas en esta zona. Y fuimos fundiéndonos todos, todos, perdiendo capital, perdiendo capital.

tn_IMG_20240406_130549390_HDR

¿Usted también?

Todos, todos, yo incluido, sí, sí, yo incluido. Yo perdí el ahorro que había logrado en años de trabajo, lo puse a disposición del negocio, no dejando de pagar una factura jamás el día del vencimiento, pero se puso todo lo que habíamos hecho. Atendimos amigos, pudimos financiar amigos, salvamos remates de amigos que me costaron sangre después, porque el amigo no los pudo pagar en tiempo y forma a nosotros. Y en un momento apareció un grupo empresario muy grande y nos ofreció comprar el 50 por ciento de la casa.

tn_IMG_20240405_181529402_HDR

¿Y?

En ese momento, agotados un poco de la pelea desigual que teníamos, decidimos vender el 50 por ciento con el compromiso que yo quedara a cargo de la empresa, que el grupo de trabajo mío quedara operando todo, que yo sea el presidente de la compañía, que me haga cargo de todo. Y es el día de hoy que tengo los socios capitalistas y que estamos trabajando juntos desde el primero de enero de 2011. Y hasta el día de hoy la casa lo que ha hecho es consolidar bases, crecer, solidificar toda la estructura administrativa. Es una casa que está hoy con 17.000 cuentas corrientes, tiene un giro grande, para ello necesita una base de control muy importante. Estamos trabajando con mucha comodidad. El grupo ha crecido, han crecido los jóvenes que es mi objetivo, acompañarlos un tiempo más y que los jóvenes caminen adelante. La idea es que la casa continúe más allá de las personas.

tn_IMG_20240405_181730992

Y consolidándose en una zona que siempre sigue difícil, en la que hay que remarla contra la corriente...

Sí, claro. Es una zona de cría, netamente, que tiene un este de la ruta 35 mucho mejor que el oeste y el sur y el norte, pero que en todos lados hay vacas. Pequeños productores, medianos, en todos lados hacemos remates. Damos entre 5 y 6 remates mensuales en la provincia de La Pampa y muy contentos porque, primero que nada, somos apasionados de lo que hacemos, todo el grupo. Somos un grupo grande de personas que se han criado al lado mío, son chicos que tienen mucho sentido de pertenencia. Así que estamos trabajando todos los días, los viejos en nuestro estilo y los jóvenes ya en la modernidad.

tn_IMG_20240405_181608765

¿Con equipo siempre?

Siempre con equipo. Gabriela es la gerente general hoy y después hay un equipo de comerciales muy bueno y de contables muy buenos.

¿Se imaginaba esto, este presente, más allá de los obstáculos y los problemas?

No. No, la verdad que no, porque a mí siempre me atrajo el campo, las vacas. Mi abuela materna tenía un pedacito de campo y yo soñaba ahí, pero mi padre era librero, vendía libros. Mi abuelo tenía imprenta y vendía libros del lado de los padres, ¿no?. Entonces yo no tenía posibilidades. Pero tuvimos mucha suerte, logramos entendernos con los productores, nos sentimos parte de ellos, compartimos la vida en las buenas y en las malas, y en las muy malas estábamos. Nuestra casa siempre estuvo y eso hace que tenga consecuencias a lo largo del tiempo.

tn_IMG_20240406_134301777

¿Y con las mismas ganas de siempre?

Para rematar, sí. Para el resto de las cosas, no. Yo me subo a rematar y no pienso en la edad, pienso que este remate lo hago solo contento. Y gracias a Dios puedo. El resto de las cosas ya me cansan un poco. Toda la cuestión administrativa, burocrática, los problemas comerciales de todos los días, que a esta jaula le pasó esto, ya de eso quiero estar alejándome cuanto antes. Pero ganas de seguir en esto, en la feria, en el remate, sí, sin dudas. Yo vivo acá, aquí atrás está mi casa. Y para mí despertar a la madrugada y escuchar los balidos es mi vida.

tn_IMG_20240405_181608765

¿Disfruta de eso, y también de los hijos?

Yo tengo una primera etapa con tres hijas mayores: Verónica, María Eugenia y Ana. Verónica vive en Montreal, Canadá; María Eugenia en Buenos Aires y Anita vive en Plotier, provincia de Neuquén. Cada una con su vida, con su mundo. Y en una segunda etapa tengo un hijo que se llama Benjamín, que tiene ocho años.

¿Algún sueño que quedó sin cumplir?

No, porque mi sueño era tener un hijo varón, ese era el sueño. Y se cumplió. Gracias a Dios.

 

IFC Tecno

de los santos

SOLUCIONES METÁLICAS-01

rosetti2

tartuferi-banner-web

toro y gananor_Mesa de trabajo 1

gana trans

WhatsApp Image 2024-05-23 at 10.27.12

Próximos remates

WhatsApp Image 2024-05-29 at 09.42.25 (1)

WhatsApp Image 2024-06-03 at 10.42.50

WhatsApp Image 2024-06-10 at 18.18.51

WhatsApp Image 2024-06-19 at 09.37.19

WhatsApp Image 2024-06-18 at 09.49.16

WhatsApp Image 2024-06-06 at 08.58.18

WhatsApp Image 2024-06-13 at 11.06.26

WhatsApp Image 2024-06-12 at 09.59.50

WhatsApp Image 2024-06-06 at 08.58.19

WhatsApp Image 2024-06-19 at 09.31.49

ferialvarez

la magdalena_Mesa de trabajo 1

Banner 324 × 250 px

Platino

Wallace

Peiretti

zelduar

Primera Info