banner_NHF_220x110

Luis García Gallardo: “Cuando nosotros aprendemos a querer la tierra, aprendemos lo que significa la honestidad”

Luis García Gallardo, descendiente de una familia española con tradiciones arraigadas en el campo argentino. Continúa con orgullo la vocación ganadera de su padre, transmitiendo valores de amor por la tierra y la honestidad a sus ocho hijos, fomentando un estilo de vida sencillo y cercano a la naturaleza en la árida provincia de La Pampa.

Coberturas 23 de abril de 2024 Darío Fariña Darío Fariña
LUIS GARCIA GALLARDO

POR DARIO FARIÑA. “Mi padre era García Llorente y hay una tradición española: la madre de mi padre era Llorente y mi madre era Gallardo. Entonces soy García Gallardo, pero me conocen por García Llorente, es cierto. Son cosas que pasan” comenzó contando este productor pampeano, de 58 años, acostumbrado a las sequías y a las vicisitudes del campo de esa provincia que siempre es muy golpeada por el tiempo, por las sequías fundamentalmente.

Pero Luis, en ese aspecto, tiene la piel curtida. Lo encontramos en el remate Destetes del Natural que Néstor Hugo Fuentes SA realizó en su predio de General Acha, y un rato antes de iniciarse la subasta habló con campoindustria.com, largo y tendido, para hablar de la ganadería y de la vida, una vida que es dura sin dudas pero a la que él le pone, cada día, una sonrisa. Vale contar que su hijo y sus sobrinos participaron del curso que brindó Angus, el viernes 5 ("Ese curso fue inspirado en esos chicos, por eso fui a la Asociación, hablé con Carlos Fernández, me escuchó y se hizo acá en General Acha", había dicho Gabriela Iturrioz).

LGG5

No habla de crisis, sino de momentos difíciles que ya se van a superar. Seguramente, ese espíritu pampeano lo lleva a afrontar los obstáculos con un optimismo que no se encuentra fácilmente en estos rincones, donde las extensiones de los campos son muy grandes, donde al vecino no se lo ve seguido y en donde hay que recorrer mucho para hacer negocios.

Y se fue a General Acha, a los de sus amigos Néstor Fuentes y Gabriela Iturrioz, acompañado por su hijo Luis María y tres sobrinos encantadores, entre 15 y 18 años todos, en los que se veía una educación excelente. Con su esposa (Genoveva Wambergue, de origen francés) tienen siete hijos: Hijos: Luis María (“como su padre”, dice), Esteban María, Gerónimo María, Calixto María, María, María de la Paz, María Cecilia y Tomás. “Luisito está recorriendo las tierras de sus abuelos, en España, unos días en Sevilla y luego a Soria”, agregó.

El encuentro en el remate Destetes del Natural, de NH Fuentes, en General Acha

Luis María fue al remate Destetes del Natural con su hijo Esteban (16 años; “es un entusiasta de todas las cosas y ha vivido una experiencia hermosa con los cursos que dio la Asociación Argentina de Angus, lo que me resultó muy bueno, y me gusta que sean jóvenes entusiasmados y que cuando trabajen se vayan a dormir cansados y que lo hagan en paz”) y con tres sobrinos: “Isidro María (el mayor de mi hermano Juan Carlos), Tarcisio María y Enrique María (hijos de mi hermano Tarcisio María)”.

LGG8

“Nosotros somos 7 hermanos y en el campo estamos seis, inclusive dos hermanas que están casadas, junto con sus hijos que ya están en los campos, han terminado los colegios y haciendo ya una carrera terciaria a distancia, que son las ventajas del tiempo que nos toca vivir” explicó antes de meternos de lleno en una jugosa y rica charla con campoindustria.com. Pero antes dio la lista de hermanos: “José Ramón, el mayor; luego vengo yo, Luis María; Celina Inmaculada, Tarcisio María, María de las Lágrimas, Jesús María y Juan Carlos María” señaló este libriano nacido un 30 de octubre, aunque nunca se había percatado de su signo: “¿Signo?, no sé, nunca me fijé”.

¿Luis, dónde tienen el campo?

Nosotros tenemos un campo en Pichimahuida. Ahí fue la base. Es como un paraje. La estancia se llama San Genaro, justamente en alusión a mi abuela que era Genara. Es la margen norte del río Colorado, hay un puente de ferrocarril, era una antigua estación y el pueblo Pichimahuida, por decirlo de una manera, está del lado sur. Antes por ahí cruzaba la antigua ruta 22 que venía desde Río Colorado a Choele Choel, o sea todos aquellos que iban a Bariloche pasaban por lo que es hoy un paraje, después se cambió la traza y se hizo más al sur. Nosotros tenemos esa estancia, ese campo, desde el año 63 más o menos.

LGG6

Todo lo comenzó tu padre…

Mi padre (José Ramón García Llorente) era español, se vino ya medio grande, se casa con María de Jesús Gallardo Pirovano, es decir que el origen de la familia de mi madre es de la familia Pirovano, por lo tanto es de la zona de Pirovano. Mi abuelo Gallardo tenía campo, tenía parte o casi todas las sierras de Lihué Calel, él se venía de Pirovano en un camión que no sé si era de la primera o de la segunda guerra mundial, pero era un camión antiquísimo, se venía con toda la familia. Y su mayor gloria era llegar a las sierras de Lihué Calel, a las que amaba. Cuando mi padre conoce a mi madre, mi abuelo materno le transmite a mi padre un amor por La Pampa muy especial, muy especial, entonces mi padre -que estaba en la zona de Balcarce, Mechongué, Trenque Lauquen-, compra este campo en Pichimahuida y se viene a vivir a Pichimahuida, ¿y qué ve en Pichimahuida?. Ve algo que yo creo que antes se veía que era más posible, ve como una pequeña fundación, la posibilidad de hacer un lugar de vida a orillas de un río extraordinario

Un pionero realmente…

Ve una tierra que era la tierra que le hacía acordar a su tierra de Castilla, de la provincia de Soria, y ahí funda y nos cría a nosotros. Entonces ¿cuál es la herencia que él nos deja?...el valor de la tierra era poco en aquellos tiempos, hoy vale un poco más, evidentemente las tierras se han valorizado. Pero él encontró el ámbito donde nosotros aprendiésemos a vivir con cierta austeridad, valorando las pequeñas cosas y valorando la tierra, nos enseñó a amar la tierra. Yo creo que es eso. Yo comentaba con otras personas que eso fue el principio, entonces todo lo otro se da por añadidura, y la añadidura es gigante…

LGG3

¿Por qué es gigante?

Uno cuando viene aquí al remate de Fuentes, por ejemplo, y ves esta forma de exhibir nuestra zafra, nuestra producción, nuestra dedicación, y cuando digo nuestra lo digo como pampeano, entonces mostramos y estamos orgullosos de mostrar. Yo soy una persona absolutamente optimista, muy optimista, porque yo creo que está todo por hacerse, pero el arte de mi padre fue que nos enseñó a querer la tierra, y cuando nosotros aprendemos a querer la tierra aprendemos lo que significa la honestidad, por respeto a nuestros padres, respetar por el apellido, después las costumbres, los principios, la vida de familia, esa vida en los campos porque hay que estar en los campos, cosa que la gente no está en los campos. Entonces hay que estar en los campos, vivir en los campos, y el primer agradecido de que uno vive en el campo, es el campo. El campo es un agradecido. Siempre les digo a la gente, yo fui al campo y anduve a caballo, y anduve en la camioneta, y me encajé…y sí, qué lindo que lo hayas pasado bien, pero parece que el campo a uno le habla, dice que bueno que me hayas venido a visitar, hay una gran soledad en los campos, una gran soledad, porque el hombre despreció a la tierra, despreció sus orígenes, despreció eso que es tan maravilloso que a nosotros nos da y nos deja la posibilidad de ser libres, manejar nuestros tiempos. Para nosotros eso es calidad de vida, eso es calidad de vida.

LGG4

Además es una zona que es bastante difícil para vivir, es más árido, es más duro, no es fácil…

Sí, lo que pasa es que cuando uno crece en esos ámbitos, uno encuentra en la creación, encontrás en las cosas cotidianas una compañía. Entonces la gente le escapa mucho a la soledad, por lo tanto se va. Nosotros no sentimos soledad en ese desierto, porque sí es el desierto. Pensemos que el departamento de Lihué Calel es el departamento más despoblado de toda la República Argentina, el más despoblado, no hay nadie, muy poquita gente y sin embargo nosotros tenemos amistades, tenemos amigos, tenemos gente que nos viene a visitar. Mi padre priorizó mucho y nos enseñó a que por más que vivamos en el campo, el hombre es un ser sociable, por lo tanto al ser sociable si había hacienda encerrada que señalar o capar algunos terneros y había gente que llegaba y había que ir a buscarla al colectivo, priorizaba ir a buscar a la gente al colectivo. Eso nos permitió tener un roce con la gente, nos permitió un mundo, cada tanto nos hacía ir a España y conocer España y conocer nuestras raíces, nuestros orígenes. Mi padre murió en el 2001 y si mi padre viviese hoy todo lo que para él era un sueño, era una cuestión yo casi que diría un poco teórica para algunos un poco loca y sin embargo hoy está en pleno crecimiento y se pudo ejecutar la idea, esa idea de afincarnos en las tierras con nuestras familias, con nuestros hijos, con nuestras mujeres. Y ahí vivimos.

LGG2

¿Vos les transmitís lo mismo a tus hijos?

Sí, yo tengo ocho hijos, y exactamente yo les transmito lo mismo. Mi idea es transmitirles eso. Evidentemente la vida va cambiando, nosotros somos productores ganaderos, tenemos haciendas en todos los campos, haciendo vaca de cría, y evidentemente el hecho de que venga la otra generación seguramente hay todo un abanico de posibilidades pero ya en más producciones intensivas, no tanto extensivas como es lo que estamos haciendo ahora. Por lo tanto es una zona agreste, pero en la que el día de mañana se pueden hacer olivares, viñas, alfalfa, cantidad de cosas.

En la cena previa al remate, tu hijo y sus primos contaban la variedad de animales, de los buenos y de los malos, que hay en la zona, que hay puma, jabalí, maras, contame cómo es vivir entre tantos animales de esas características

Sí, hay mucha fauna, hay mucha fauna en La Pampa. Los ciervos -por ejemplo- se han desplazado de la zona de Parque Luro que era donde inicialmente estuvieron, se van desplazando hacia el sur y ya están en la zona nuestra. Hay ciervos, hay antílopes, hay jabalíes, hay por supuesto pumas, hay mucha liebre mara, hay mucha vizcacha, hay mucho zorro, hay una fauna variada. En el campo donde yo trabajo, donde yo vivo, hay guanacos. Todo eso hace a un lugar distinto, es una reserva sin ser reserva pero es nuestro ámbito de vida.

¿Se puede vivir y convivir con los animales sin ningún problema?

Sí, sin ningún problema, sin ningún problema. Por supuesto que nosotros somos pastores, entonces somos pastores mientras no nos hagan daño con nuestra ganadería, con nuestros terneros que es lo fundamental. Ya ovejas prácticamente no quedan, nosotros tenemos algunas pero las ovejas se las tienen en espacios chicos. Pero cuando al puma empiezan a interesarle a los terneros porque ya se comió la vizcacha y se comió la libre mara, arranca con los terneros y ahí es donde nosotros procedemos como pastores que cuidamos nuestros guanacos.

LGG7

¿Son pautas que tenía tu padre, que te las pasó a vos y que vos le vas transmitiendo a la otra generación?

Sí. Yo no tengo por qué ser pesimista y tener desesperanza, absolutamente. Yo soy un optimista, y todas las metas, todo lo que yo proyectaba en la vida Dios me ha dado el mil por uno, así que soy un optimista y espero transmitir ese optimismo, ese amor, las buenas costumbres, la honestidad en el trabajo, el espíritu de sacrificio y eso es la vida. Hay que valorar las pequeñas cosas, a valorar por ahí tomar un mate con ciertas autoridades y también me gusta tomar mate con la gente sencilla del campo, con el que baja al jagüel, con el que señala, con el que hace las pequeñas cosas en el hombre campo y me siento muy identificado con la gente del lugar. Yo creo que con la gente del lugar tenemos un factor absolutamente en común y que es la parte climática, entonces ellos son los que viven los vientos, los fríos, las sequías, entonces yo con ellos tengo una complicidad y los comprendo y los acompaño y nos acompañamos mutuamente.

tn_IMG_20240405_154241329_HDR

Es imprescindible acompañarse, sobre todo cuando el clima no acompaña y se hace difícil el día a día, ¿no?

Te voy a decir algo que está muy en boga hoy y la gente lo dice como una carga: al pampeano, al pampeano genuino, no nos sorprende la sequía. Esto es así, La Pampa es la pampa seca, entonces nosotros cuando llegan estos tiempos de sequía tenemos que tener una política de no estar endeudados. Y una cosa que aconsejo a aquel ganadero que quiera ser ganadero, que nunca quiera correr más rápido, es preferible a veces en la vida ir por la colectora y adaptarse a los tiempos de la vaca, así cuando vos tenés los terneros hay que traerlos a la feria y esos terneros que sean tuyos, no deberlos. Porque nosotros en estos lugares tenemos que dejar un margen muy importante a lo que es la providencia, el cielo, que nos mande agua, que por ahí no nos manda agua y aquel que tiene compromisos asumidos queda a la banquina. Entonces yo insisto, vamos por la colectora pero vamos seguros.

 

IFC Tecno

de los santos

SOLUCIONES METÁLICAS-01

rosetti2

tartuferi-banner-web

toro y gananor_Mesa de trabajo 1

gana trans

WhatsApp Image 2024-05-23 at 10.27.12

Próximos remates

WhatsApp Image 2024-05-10 at 08.07.56 (1)

WhatsApp Image 2024-05-27 at 09.58.13

WhatsApp Image 2024-05-24 at 15.49.15

WhatsApp Image 2024-05-18 at 20.55.57

WhatsApp Image 2024-05-18 at 20.58.57

WhatsApp Image 2024-05-20 at 10.38.25

WhatsApp Image 2024-05-24 at 21.29.57

WhatsApp Image 2024-05-27 at 12.16.50

WhatsApp Image 2024-05-16 at 17.26.23

ferialvarez

la magdalena_Mesa de trabajo 1

Banner 324 × 250 px

Platino

Wallace

Peiretti

zelduar

Primera Info