banner_NHF_220x110

Daniel Tálamo: “Hace más de 30 años, la inseminación era como un lujo y hoy es una relación costo-beneficio”

Médico veterinario reconocido, respetado y admirado, hoy es asesor genético en una empresa de las más grandes e importantes de la ganadería argentina. Habló sobre la inseminación artificial, de la genómica “que también llegó para quedarse”, de su día a día tremendamente intenso, de las distintas razas, del negro y el colorado Angus. Una charla que dejó muchas frases importantes.

Ganadería 20 de noviembre de 2023 Darío Fariña Darío Fariña
TALAMO

POR DARIO FARIÑA. No quedó tema sin tocar, o casi, en una hermosa y extensa charla con el médico veterinario Daniel Tálamo. Olavarriense por adopción, hoy es un profesional que anda por todo el territorio argentino. No para. Hoy está en Olavarría, mañana en Junín, pasado en Palermo, luego en el norte y al día siguiente en La Pampa, después en el sur argentino. Así es su vida y es un apasionado de lo que hace, y se la banca porque viaja a donde sea.

Muchas responsabilidades asumidas hacen que Daniel viaje mucho y acumule una trayectoria profesional que es digna de ser escuchada. Porque sabe profundamente de lo que hace y entonces es excelente escucharlo con atención (o leerlo), en una charla de media hora con campoindustria.com, en la que respondió absolutamente todo y dejó muchas frases y mucho conocimiento para ser incorporado, ya que es un profesional reconocido y respetado en el sector. Café de por medio, esta fue la charla con él:

¿Daniel, cuando arrancaste como veterinario se hablaba tanto de genética como se habla hoy?

No, no, de ninguna manera. Yo creo que de genética se hablaba poco. Parecía como un mundo medio especial, ¿no?, para unos pocos. Esto ocurrió en todos los ámbitos. Cuando hablamos de un maíz de 5.000 kilos, ya estábamos hablando de una cosa normal, y la genética llevó, con el manejo además, a tener potencialmente maíces de 15.000. Y esto pasó con el trigo y pasó con los pollos. Cuando hacíamos galpones de pollos con 70 días, 80 días, para tener un pollo de 3 kilos, y hoy creo que están en 50 y algo. Pasó con los cerdos, con la triple cruz industrial y las líneas genéticas de cerdo que hacen que una madre tenga 12 o 13 lechones, y que esos lechones estén terminados en tiempo récord. Todo eso necesitó de la nutrición, necesitó del manejo para semejante potencial. Pero en realidad la genética ha hecho cambios terribles en los últimos años. Así como la tecnología, el celular al que estamos hablando, computadoras, y en genética pasó esto.

TALAMO2

¿Impresionaban esos cambios al principio, vos que siendo profesional de la veterinaria te impresionaba, te impactaba todo esto?

Sí, también hubo debates importantes, ¿no?. Todo este tipo de genética lleva insumos, y esos insumos también contaminan el planeta, entonces empieza todo este tema de onda verde, de querer hacer orgánico. ¿Está dispuesta la sociedad a pagar un orgánico decían?...vos sacás un trigo de 1.500 kilos porque lo haces orgánico, no usás fungicida, no usás insecticida, no usás fertilizante, no usás nada y te da 1.500 kilos. ¿A cuánto tenés que vender ese producto para que justifique ese trabajo tan natural y tan orgánico?.

Sí, el dinero ya empezó a tener su importancia más que nunca. Porque el productor necesitaba recaudar más, y para recaudar más había que invertir en productos

Había que invertir en esa tecnología, y esa tecnología era insumos. Entonces genética, después insumos, y a partir de ahí mayor producción. Entonces después viene el debate: ¿con qué se le da de comer a este mundo creciente de 7.000 millones de habitantes?. Si un maíz sigue dando 5.000 kilos, si un cerdo sigue terminándose con restos de verdulería y haciendo 5 chanchitos al año en relación con lo que se produce hoy. Entonces hay un gran debate.

TALAMO3

Sí, y ahí empezaron a haber malas palabras contra Monsanto y un montón de malas palabras, que es una guerra de nunca acabar

Así es. Eso llevó a Monsanto a querer vender la licencia de glifosato hoy, cansado de tanta demanda y tantas cosas. No son santos de mi devoción ni es que los esté defendiendo, sino que digo que los controles deben hacerse, no tenemos que estar en manos de ninguna corporación cuyo objetivo es ganar dinero, y está muy bien que lo haga, y además de eso trabajamos alrededor de eso pero tenemos que tener cuidado también del medio ambiente y de nuestra salud. Una cosa no quita a la otra.

Todo muy agarrado de pelos ahí, es un hilo muy finito…

Y sí, y hay que manejarlo y debe haber instituciones y gobernantes responsables que deben entrar al cuidado de todo eso.

Europa por ahí pelea más por lo orgánico, ¿no? es más inflexible en ese tema

Sí, y hay movimientos mucho más firmes, drásticos que los nuestros. Y hay algunos locos que quieren directamente erradicar la ganadería del mundo. Así como están los veganos, también están los que opinan que en Holanda hay un movimiento muy fuerte con respecto a desactivar las granjas, a indemnizar a los ganaderos, a los granjeros, que se vayan a vivir a la ciudad. No sé, irán comiendo pastillas de proteína, hidrato de carbono y grasa concentrada. La verdad que yo prefiero seguir comiendo churrasco.

¿Y en la ganadería, cuando entra la genética, es algo que revoluciona absolutamente todo?

Sí…, lo revoluciona en otras latitudes. Es como que acá en Argentina lo vamos absorbiendo de a poco. Y mucha de la genética que vas disfrutando es producto de la que, dentro del triángulo de producción, la base que es el productor ganadero/criador/invernador, va aprovechando de esa punta del triángulo que utilizó esa genética. A veces equivocada, no era la que nos convenía a nosotros, pero hoy yo creo que eso está mucho más estable. Tenemos una genética que está más acorde con la producción y con el biotipo argentino, con lo que nos gusta a nosotros. Antes copiábamos, como en muchos casos, y copiábamos cosas del extranjero que después no eran tan aplicables a nosotros porque nuestros clientes en el exterior buscaban otra cosa y nuestro consumo interno buscaba otra cosa. Estoy hablando del newtype que ocurrió en la década del ´70 donde eran animales que tenían un biotipo que no era el que se condecía con los campos que después le ofrecíamos a nosotros en Cuenca del Salado. Yo creo que hoy eso está un poquito más coherente ese trabajo, tenemos animales más acordes a nuestras necesidades.

TALAMO5

Sí, porque, por ejemplo no te podés copiar -salvo que sí hay algunos casos- en hacer animales como en Estados Unidos que tienen otro frame, por ejemplo…

Exacto. Eso es lo que copiamos y tuvimos que ir para atrás. Hoy, por suerte, creo que a nadie se le ocurriría cambiar el biotipo argentino. Nada de eso. Sabemos que ellos (EEUU) pican mucha carne; si bien tienen porte prime, choice, ellos pican mucha carne y necesitan sacarle a cada uno de los animales la mayor cantidad de kilos posible. Es una cuestión de rentabilidad. Además, han bajado 40 millones de cabezas con el tema de la pandemia y siguen produciendo los mismos kilos. Pero ellos matan un novillo de 600 y nosotros matamos muchos vaquillonas de 300. Es otro tipo de producción. Y, en realidad, nos están mirando cada vez más. Les interesa nuestra genética a un sector de Estados Unidos. Está entrando genética argentina vía Canadá. Como que todavía nos está costando, pero se va ocurriendo.

¿Qué es lo que más les llama la atención de nuestra ganadería?

Están los jurados que, por ejemplo, vienen a Palermo y encuentran una homogeneidad y una calidad de animales que realmente a ellos les cuesta verlos en ese biotipo moderado. Estamos hablando, por ejemplo, de razas como Angus o Hereford donde nosotros no nos apartamos de la cabecita tradicional, del tipo de animal profundo, más moderado, costilludo.

¿Por qué?

Porque necesita capacidad ruminal para comer los pastos de la calidad que tenemos nosotros. Cuando vamos a feedlot, un animal tubular que no tenga rume, que tenga un rume muy chico, no tiene ninguna importancia porque el concentrado que le dan de alimento no necesita grandes volúmenes para poder absorber esa nutrición. Y se encuentran con que un Palermo es competitivo, terrible.

TALAMO4

Estuvo terrible este último Palermo…

Sí, sí, sin dudas. Vos ves que cualquier cabaña, con el tema de la transferencia de embriones, con múltiple ovulación, o el feed ahora, lleva a que cualquier cabañero pueda llegar a acceder a las mejores madres.

Sí, ahora hay cabañas chicas que convierten con las más grandes

Sí, es así. Después les ganará en volumen. Yo digo siempre que es más fácil que Messi nazca en Rosario a que nazca en un pueblito de 100 habitantes. La población hace que vos tengas una mayor presión de selección y tengas mayores posibilidades, pero cualquiera te aparece con un animal importante. Yo hacía esa reflexión que te decía: estaba en la tribuna mirando la jura y decía que si yo tenía un ternero de éstos, de una fila de 7, un ternero de estos 3 o 4 primeros, hace 10 años tenía que ganar el gran campeón ternero en Palermo. Y hoy vengo con un ternero de esos y soy uno más. Yo hablo siempre de la democratización de la genética.

Les dio igualdad y posibilidades a todos

Así es.

Antes el veterinario iba al campo, o el ingeniero agrónomo, y le decía al productor “hay que hacer esto”, pero el productor miraba de reojo. Hoy el productor es el que te va corriendo a vos, ¿no?

En algunos casos se ha dado, sí. Hay un cambio generacional que está en todos los rubros. Es como cuando ves a tus hijos, a tus nietos, cómo manejan un celular y decís, estos locos son tremendos. A mí me costó, cuando empecé con el táctil y no sabía qué hacer con los deditos, y ellos tienen un año y te mandan el cursor por todos lados, te abren YouTube y miran los dibujitos. Esto pasa en todo. Este cambio generacional, en algunos casos con mayor reticencia que otros, se fue dando. Entonces medio como que la gente de la nueva generación se profesionalizó mucho más. Y muchos hijos de productores también han estudiado carreras afines. Entonces accedieron a otra tecnología. Hasta un punto donde te lo permite la economía argentina, porque también accedés a toda la tecnología, y esto te lo digo con conocimiento de causa: hacés la revolución productiva, hacés todas las inversiones que tenés que hacer y después los números no te cierran y cuando vas al banco decís acá te entrego el producto de mi sangre. Es muy difícil. Hoy, el ganadero debe ser un empresario. Debe ser un empresario.

TALAMO6

Tiene que tener un equipo interdisciplinario también…

Exactamente. Debe estar mirando cash flow, debe estar mirando presupuesto. Pensá que cuando yo arranqué con esto, hace más de 30 años, la inseminación era como un lujo. Y hoy la inseminación, además de lo que te aporta genéticamente, es una relación costo-beneficio. Conocen los números de lo que vale un reproductor de esa calidad y de lo que va a dar o los kilos que puede dar o las vaquillonas que no pierde por inseminar con toros con facilidad de parto, entonces no hay número que no cierre en ese aspecto. Entonces ahí es que se accede mucho más y se accede mucho más a la genética. Aunque no conozcan mucho la elección del toro, de dónde salió, hay gente que está trabajando también para nosotros. En otros niveles donde trae a la Argentina o elige a Argentina toros con determinados números. La genómica también llegó para quedarse. O sea, saber un animal a corta edad qué puede llegar a darte un hijo de él, en promedio, tiene un montón de caracteres de importancia económica y te lleva a que como productor te preguntes con qué insemino. Pero vos estás estudiando con qué y entonces a la larga le estoy usufructuando todo lo que viene de trabajo desde arriba.

La genómica es otra de las palabras, por decirlo de alguna manera, que se ha incorporado últimamente….

Sí. No hace muchos años se descubrió los 500 caracteres del genoma bovino. Entonces a partir de ahí empezaron a ver en ese genoma en qué locus, en qué lugares, hablando en criollo, en qué lugares de los cromosomas había unas bases. Porque esto es un producto de todas bases. Bases con una constitución distinta. Por ejemplo, adenina guanina o adenina citosilo en el lugar 27, bueno, era al revés. El que lo tenía al revés, tenía mayor terneza. Esto fue una observación. O docilidad, o mayor peso al destete, o menos peso al nacer, o área de ojo de bife, o grasa intersticial, o marmoreo, o ángulos de pezuñas. Entonces todos esos caracteres se analizan y tenés a temprana de un animalito que con sacarle pelo o sangre y mandás a analizar te dice: este va a dar en sus hijos una proporción, por supuesto, va a mejorar en un porcentaje determinado, pues no te olvides que tenés la población de madres también. Vos, con un toro, aportás el 50%.

Sí, pero si no tenés buena madre, la carrera es inútil

Claro. Aparte, está muy diversificada la población de madres. Vos ponés un toro que va a ser mejorador en ese carácter en un porcentaje. Tenés que tener una buena madre también, sí, pero ese toro que ya está estudiado, que va a dar un mayor porcentaje en una característica determinada, o menor en algunas. Algunas son de correlación inversa. Si vos buscás área de ojo de bife de repente vas a tener menos marmoreo. Si decís “yo quiero más carne”, entonces tenés que ir a este reproductor. Pero en marmoreo, en jugosidad, en terneza, vas a bajar. Bueno, todo eso está estudiado. Entonces un toro que incorporás a tu rodeo con una característica determinada, te dice que este está un 10% superior a la media en esta característica. Entonces se supone que va a transmitir en sus hijos, potencialmente, un promedio mayor al que tiene la población. Eso es fabuloso. Impresionante.

Además, más allá de que Angus es la raza líder y tiene la mayor cantidad de cabezas en el país, el productor también tiene un abanico de razas para trabajar y para elegir, más allá de que hay cierta preferencia por Angus

Sí. En la Argentina se da un caso particular. Vos vas a Estados Unidos y te encontrás con que el cabañero tiene hacienda de pédigree y el resto de los rodeos son comerciales. Y en los comerciales se utiliza mucho Simmental. Hay mucho Simmental, Hereford, Angus. Entonces vos vas por la ruta y ves cantidades de campos con animales con caras blancas, con patas blancas, porque ellos hacen animales comerciales. Y el cabañero se dedica a hacer pédigree, es decir animales totalmente registrados con su padre, su madre, su abuelo, su tatarabuelo, su número. Acá en Argentina pasa algo que es distinto: cualquier rodeo muy, muy bueno de calidad, Angus, lo hace seleccionar por la Asociación Argentina de Angus como Madre Angus Seleccionada o como compra Puro Controlado o lleva desde Angus Madre Seleccionada un Puro Controlado. Entonces esos animalitos definidos Angus que tienen una marca de la Asociación los lleva a que tengan un mayor valor. Para qué voy a un rodeo mío darle una cruza para tener más kilos de carne y venderlo a un mejor precio si yo vendo a un mejor precio mi vaquillona o mi ternero porque es un Angus seleccionado que ya tiene como un rótulo de calidad. Entonces una ternera Angus colorada que vale ciento ochenta mil pesos –por dar un número-, una para madre vale dos 220, 230, 240, lo que la quieras pagar de acuerdo a la calidad que tengas. No hacés cruza, no perdés esa posibilidad de vender un buen vientre. Entonces en Argentina somos casi todos cabañeros. El que tiene un buen rodeo trata de sacarle un beneficio por calidad.

¿Además tiene un rodeo comercial para sostener al pédigree, no?

Sí, sí. Las cabañas en general te diría que salvo una cuestión de hobby una cabaña de pédigree en general se sostiene casi exclusivamente por la cantidad de Puro Controlado que puede vender en su remate. O sea, es muy difícil que alguien banque este sistema económicamente hablando con vender unos reproductores de pédigree y algunas vaquitas de pédigree. En general tienen atrás la producción de Puro Controlado que existe acá en Argentina nada más y que lleva a volúmenes que sostienen al resto.

Hay productores que también han hecho han comenzado a hacer cruzas. Lo vemos más al norte, donde está Brafford, está Brangus, ahora Seneford. ¿Es una necesidad tener que hacer cruzas en el norte del país?

No es una necesidad hacer cruzamientos. Sí es una necesidad utilizar índicos. O sea, vos podés hacer un rodeo Brahman, Nelore, Gyr, Guzerat, Senepol, Bonsmara. Eso podés tranquilamente. Hay algunos índicos y algunos no índicos. Bonsmara es no índico pero adaptado a ese clima. Entonces podés no cruzar, igual que acá. Acá podés cruzar y hacer un careta por ejemplo de un rodeo Angus que no sea excelente para hacer un Puro Controlado. Es decir, pongo un toro Hereford y hago un careta y vendo terneros más pesados y con mayor vigor híbrido, se enferman menos. Si me guardo esa ternera careta es buena madre. Pero en el norte pasa exactamente lo mismo con las razas puras y sus cruzas. Lo que pasa es que en Argentina sobre todo Brangus y Braford se consolidaron como razas. Entonces ahí es como que no son cruzas. Así tenés la posibilidad de utilizar Brangus o Braford como razas puras y adaptadas a ese ambiente.

TALAMO7

En Palermo ya están Brangus y Braford como razas definidas totalmente

Así es y además con valores impresionantes, mucho más que el resto de las razas. Fijate que se vende una hembra importante de esas razas y hacen mucho más dinero que cualquier otra, con valores impresionantes. También hay mucha influencia de Brasil y Paraguay con eso. O sea el hecho de los productores brasileños y paraguayos que vienen a buscar esa genética también hace que los valores aumenten mucho. Si cuando en una cabaña tenés presencia de extranjeros todo cambia, porque nosotros somos un país pobre en dólares. Estamos absolutamente empobrecidos. Si cuando aparecen los mexicanos, los ecuatorianos y los brasileros o paraguayos en un remate, se nos hace inalcanzable para acceder a comprar algo. No podés competir.

Pero además se va genética argentina desde el sur para Chile. Están comprando reproductores acá, están mirando mucho a la genética argentina

SÍ. Se han llevado animales en pie inclusive. Es una salida muy buena, muy importante. Lo que pasa es que cada cosa que hacés acá te sacan una tajada muy importante. Nosotros podríamos vender mucha hacienda en pie. El Angus nuestro a Uruguay podría venderse de a camiones…

¿Y por qué no se puede?

Porque hay trabas tipo sanitarias y comerciales. En algunos casos sanitarias y en otros parancelarias, la sanidad la ponen como pretexto. Por ejemplo, el hecho de no entrar con embriones o semen a Estados Unidos es una medida parancelaria. Por suerte ahora al entrar en Canadá eso nos permite hacer una triangulación y entramos por Canadá. Al sur argentino no puede ir ninguna raza por un tema de sanidad, pero ese es otro tema.

Hay mucho Hereford en el sur…

No, no es tan así. Hay mucho Angus y cada vez más. Las exposiciones de Carmen de Patagones y de Viedma han sido muy buenas. En Esquel se está trabajando mucho desde Angus Patagonia, pero el tema está la barrera sanitaria que todavía no la podemos subir y no nos conviene subirla porque es un riesgo. Cada dos por tres hay un debate donde algunos dicen que vayamos del río Colorado para arriba y vayamos hasta el Salado, pero no es fácil. Porque es una barrera natural el río, que si bien se han  hecho algunos cruces clandestinos, esa barrera hace que la Argentina tenga dos estatus sanitarios distintos. Con vacunación y sin vacunación. Entonces lo que es sin vacunación puede ir a todo el mundo y lo que es con vacunación hay países que todavía no lo admiten. Esto es una cuestión de necesidad. Cuando China no tuvo cosecha de miel, la miel argentina valía una fortuna y se la llevaron toda. Al año siguiente cuando cosecharon miel, la miel argentina tenía terramicina. O sea, esto es así. Cuando Europa tenía una gran cosecha de maíz, el maíz argentino era transgénico y no servía; cuando no cosecharon porque les vino un año malo, sacaron las restricciones al maíz transgénico. Hay muchas barreras que son de tipo parancelaria y que no tienen que ver ni con la producción ni con la genética ni con los insumos. Pero el mundo se maneja de esa manera y hay que aprender las reglas, y hay que tener verdaderos expertos internacionales. Yo digo que cuando mandan un embajador, un tipo impresentable a cualquier nación y decís que este tipo viene a cobrar un sueldo que pagamos todos y que realmente cuando le preguntas qué hizo fue a tres cócteles y se reunió con 20 tipos y nunca hizo un negocio. Cuando cada uno tendría que ser un agregado comercial más que un embajador. Son cosas que tenemos que ir mejorando.

¿Cómo venís con tu trabajo, más que nada estás trabajando más en Nirihuau, o en qué otra cabaña?

En realidad, cada vez pienso que quiero ir corriéndome un poco de los trabajos y cada vez trabajo más. Ya hace un año y medio que soy asesor genético del grupo Ledesma, son 55 mil cabezas y es mi cliente más más grande. Después en Nirihuau soy asesor genético hace 12 años pero hace un año y medio que por una cuestión de circunstancia de movimiento de personal me tuve que hacer cargo de la gerencia general. Entonces hace un año y medio que estoy en ese rol, que no es el mío ni el que me sienta más cómodo pero realmente a veces hay compromisos de tipo personal y emocional y no podía dejar a la empresa en ese momento en banda, tenía que asumir. Así que estoy en el camino de formar sucesores para para poder terminar esa tarea bien. Eso por un lado. Después estoy en La Legua desde hace 25 años, haciendo los catálogos, seleccionando animales y soy medio de la casa también. Después tengo un par de cabañas más chicas: La Otomana, en Energía, y Don Adolfo, en Necochea, así como lo mío, tengo mis vaquitas como para divertirme un rato con lo propio.

¿Cómo hacés para atender esa empresa con 55 mil cabezas, porque es un monstruo?

Es un monstruo que tiene toda una estructura. Tiene una estructura de gerente general, de un gerenciamiento en ganadería, de la parte de celulosa, de papel, de biotanón, que no tiene nada que ver con los cerdos ni con la producción de fiambres. Son todos compartimentos. Entonces yo soy asesor genético, estoy en la parte ganadera y ahí tenemos las 27.000 hectáreas en Centella, Entre Ríos, y tenemos en Magdala, cerca de Pehuajó, 25 de Mayo y Roque Pérez toda la parte de cabaña. Es un proyecto interesante porque acá hay algo de cambio climático: Andrés Blattier, quien fue el que me contrató, a quien por desgracia lo hemos perdido porque era una persona de primerísimo nivel con el que yo tenía trato directo. Bueno, él es el que me contrata y me propone hacer una mutación de las vacas negras de Centella que eran 8.000 y llevarlas a 8.000 vacas coloradas, porque el anteaño pasado con los calores un día de mucho calor murieron 50 vacas. No murió ninguna colorada y murieron solamente negras. Sabemos que el negro absorbe más los rayos solares y el blanco no, por lo que se supone que el colorado resiste más a esa latitud. Así que estoy en ese trabajo muy interesante y con respecto a Nirihau es una cabaña que arrancó hace trece años y hace 12 que estoy con ellos. Venimos creciendo muchísimo en genética. Tuvimos este año un remate con 300 vaquillonas propias y nos fue muy muy bien, hemos vendido 60 toros Puros Controlados y de pédigree y 100 vacas CUT y realmente fue una fiesta, con muy muy buenos valores en un escenario que está raro. Hay hoy un remate que está muy bien y al otro día otro remate que se cae. La sequía estuvo afectando mucho ya que hubo gente que podría comprar y no lo hizo porque no tenía pasto, y con respecto a los toros vendió los terneros a precio de marzo y tiene que comprar los toros a precio de hoy, aunque todavía no haya llegado a los niveles inflacionarios. Estamos atrás de la inflación en valores. Y Nirihuau forma parte de un grupo empresario que tiene capitales argentinos, es para imitar, espectacular la gente con la que estoy trabajando. Son dueños de varias empresas, con un crecimiento enorme crecimiento día a día, y yo soy gerente general de la parte agropecuaria.

Una pregunta más, para cerrar: ¿negro o colorado, es una moda, o qué?

Es una moda. En un momento hubo una moda de colorado, después medio como que se aflacó y después volvió. Es una moda y se paga más. La moda esa hace que se pague más y hace que hagamos más colorados que negros porque se paga más. Da lo mismo un animal negro y colorado para criarlo pero te pagan un sobreprecio, entonces eso te lleva hacia ese camino. Eso por un lado. Pero también hay un par de cosas que algunos analizan y otros no, pero el tema de lo que dije anteriormente del calor es una y también, por ejemplo confeccionando los catálogos como el de La Legua, si te fijás los toros negros tienen mucha mayor diversidad de valores con respecto a conversión alimenticia. Lo que llamamos DMI: irresidual intake, que sería de lo que como lo que después defeca y orina, y los toros colorados, toda esa línea genética, están entre 3, 4 o 1% superior de la raza en conversión alimenticia. El mayor gasto o costo que tenés hoy para una producción es el alimento y que tengas un animal que convierta 5 a 1 en vez de 6 a 1 es muy muy importante. Entonces ese es un camino. Después vamos a terneza, a docilidad, a facilidad de parto en vaquillonas, a peso al destete. De acuerdo en qué parte de la cadena estás vas a buscar la genética que querés o necesitás: si hacés terneros vas a querer que nazcan chicos y que pesen lo más posible al testete, y si sos novillero vas a querer que se terminen ahí cortito porque hacés consumo, pero si tenés posibilidades de vender a Japón entonces vas a querer que tenga la flexibilidad de que lleguen a 450 o 500 kilos. Entonces la genética no es una, sino que es la genética que vos necesitás para lo tuyo. Y volviendo al tema del colorado, evidentemente los colorados están seleccionados para una mejor conversión.

IFC Tecno

de los santos

SOLUCIONES METÁLICAS-01

rosetti2

tartuferi-banner-web

toro y gananor_Mesa de trabajo 1

gana trans

Próximos remates

WhatsApp Image 2024-05-10 at 08.07.56 (1)

WhatsApp Image 2024-05-15 at 17.10.35

WhatsApp Image 2024-05-17 at 12.41.51

WhatsApp Image 2024-05-16 at 14.51.24

WhatsApp Image 2024-05-13 at 15.15.21

WhatsApp Image 2024-05-16 at 15.05.04

WhatsApp Image 2024-05-16 at 17.26.23

ferialvarez

la magdalena_Mesa de trabajo 1

Banner 324 × 250 px

Platino

Wallace

Peiretti

zelduar

Primera Info